Martes, 13 de Abril de 2021

Cuando le destinaron a la posición Monte Irazo, en Los Monegros, George Orwell no se encontró el escenario bélico que había imaginado al alistarse para luchar contra el fascismo. Corría el año 1937, en plena Guerra Civil española, cuando el escritor británico plasmó sus vivencias en las trincheras de la Sierra de Alcubierre en su libro ‘Homenaje a Cataluña’.


Publicidad


Gracias a sus descripciones, el espacio se ha podido recuperar de la manera más fiel posible a la realidad. Tras su rehabilitación, la conocida como Ruta Orwell es uno de los atractivos turísticos de la zona.

La actividad se acaba de recuperar, tras meses parada por la pandemia. Pero la creciente demanda observada ha adelantado su puesta en marcha de nuevo. Según la normativa, las visitas son para grupos de un máximo de diez personas y se deben reservar previamente. Se puede hacer a través del correo electrónico
turismo@monegros.net o el teléfono 974 570 090 (en días laborables, de 8.00 a 15.00). Si es festivo o fin de semana, hay que contactar con el Centro de Interpretación de la Guerra Civil de Robres 
(974 392 233), de 11.00 a 14.00.  

La ruta la componen búnkeres, trincheras y otros espacios ocupados por el Frente de Los Monegros. Durante la visita se pasa por varias posiciones de la contienda, como la ya citada de Monte Irazo, la de las Tres Huegas (en Leciñena) o la de Santa Quiteria, en Tardienta. También se pueden ver otros vestigios de la Guerra Civil, como el refugio antiaéreo de Monegrillo, el búnker de Lanaja o los restos del aeródromo de Sariñena.

Además del recorrido por el terreno, con las técnicas comarcales de turismo como guías, la visita también incluye el acceso al Centro de Interpretación de Robres. El espacio se inauguró en 2006 y recoge gran variedad de materiales para estudiar la contienda. 

El protagonismo de esta zona en la Guerra Civil española fue importante ya que la Sierra de Alcubierre es como la columna vertebral de Los Monegros. Durante la contienda, su situación estratégica fue clave, ya que dividió Aragón en dos. 

Para llegar hasta allí, hay que tomar un desvío hacia la posición de Monte Irazo que surge de la A-129, la carretera que va de Leciñena a Alcubierre. A partir de ahí, la Ruta Orwell comienza para recorrer los parajes monegrinos entre áridos terrenos, puestos de ametralladoras y reductos bélicos. 

Como curiosidad, merece la pena fijarse en que desde las trincheras en las que estuvo Orwell se ven las torres del Pilar de Zaragoza. Se colocaron justo en esa posición ya que esa línea de frente aspiraba a conquistar la ciudad.

Por sexto año consecutivo esta propuesta se ha hecho con el Sello a la Excelencia Turística de RedAragón. El premio lo conceden los usuarios de dicho portal que con sus votos destacan destinos, recursos turísticos, alojamientos, restaurantes y eventos de Aragón.


Publicidad


La ruta también ha sido nominada en varias ocasiones a los premios a Mejor Experiencia Turística que concede anualmente el Gobierno de Aragón.

Publicidad