Miércoles, 28 de Octubre de 2020

El municipio oscense de Ayerbe se ha adherido a la Asociación Española de Pueblos Mágicos, tras la invitación recibida semanas atrás por los responsables de esta asociación. Dicha entidad, aúna a poblaciones con encanto y sobre todo con “vida” y Ayerbe encaja perfectamente en el modelo y cumple todos los requisitos para convertirse en Pueblo Mágico.


Publicidad


Hace unas semanas el presidente de la Asociación, Francisco Martín, visitó Ayerbe para conocer más de cerca sus encantos patrimoniales, naturales, culturales y gastronómicos, así como el desarrollo en torno al producto local.

Aspectos éstos fundamentales para poder formar parte de esta red de más de 70 municipios españoles, entre los que se encuentran Comillas, Cangas de Onís, Luarca, Madrigal de las Altas Torres, Uncastillo o Mora de Rubielos entre otros.

Esta red de municipios alberga pueblos con características propias que los hacen únicos y uno de los principales objetivos es mejorar el desarrollo turístico de dichos pueblos, realizar acciones promocionales y poner en valor sus potencialidades. A partir de ahora se irán sucediendo las diferentes acciones para potenciar el desarrollo turístico, el tejido empresarial y asentar población, entre otras.

AYERBE, UN LUGAR PARA DETENERSE

La villa de Ayerbe es el centro neurálgico del impresionante entorno natural y cultural del Reino de los Mallos. Un pueblo histórico y monumental asentado en las proximidades del río Gállego, al pie del monte de San Miguel y frente a la sierra de Loarre.

Paseando por sus calles se pueden contemplar magníficas casonas y palacetes. De entre su casco urbano sobresale la torre de San Pedro del siglo XII. Las dos plazas de la localidad se configuran en torno al palacio de los Marqueses de Ayerbe, de estilo gótico-renacentista.

La iglesia de San Pedro cuenta con un interesante museo religioso y un órgano de mediados del siglo XIX. Aquí pasó la mayor parte de su infancia y juventud el mayor científico español y Nobel de medicina Santiago Ramón y Cajal. Su casa es hoy oficina de turismo y centro de interpretación de su vida y obra.


Publicidad


En Ayerbe encontramos historia, arte y riqueza de paisajes pero también costumbres, frecuentes actividades culturales, gastronomía, (no se puede dejar de probar la famosa repostería de Ayerbe) y la flora y la fauna tan especiales del Reino de los Mallos. La zona es además idónea para el senderismo y los deportes de aventura.

*Síguenos en Facebook

Publicidad