Miércoles, 10 de Agosto de 2022

Zaragoza es la única ciudad del mundo con dos catedrales activas, la Seo y el Pilar. Aunque a esta última siempre se le conoce como basílica, no hay que olvidar que también es catedral. Otras ciudades españolas, como Salamanca, también tienen dos templos de este tipo pero se trata de construcciones de tiempos diferentes con una ya en desuso, por lo que suelen identificarse como catedral nueva y catedral vieja. En el caso de Zaragoza, sus dos monumentales catedrales están activas y mantienen todo el esplendor de tiempos pasados. Las dos siguen celebrando ceremonias, reciben a fieles y se pueden visitar, siendo dos de los principales atractivos turísticos que ver en Zaragoza. Llama la atención, además, la proximidad entre ambos templos, situados en la inmensa plaza del Pilar, el segundo espacio peatonal más grande de Europa después de la plaza Roja de Moscú.

Levantada sobre la sede de la Mezquita Mayor, en 1118, la Seo fue la primera catedral cristiana de Zaragoza. Durante siglos se llevaron a cabo numerosas reformas y ampliaciones que han dado como resultado el gran templo de ladrillo y piedra que se conserva hoy. Destaca su fachada clásica barroca, así como el esbelto campanario del mismo estilo. El interior consta de cinco imponentes naves y la cabecera del templo es la parte más importante. En ella se ubica el altar mayor con su retablo, una de las joyas del gótico europeo.

La Seo de Zaragoza está considerada la catedral más bonita de España / HOY ARAGÓN

Como curiosidad, aunque popularmente se la conoce como Catedral de la Seo, en realidad esto es una redundancia ya que cualquier catedral podría llamarse de esta manera. Seo significa sede, en este caso, del obispado. Así, existe la Seo de Urgel y se podría hablar de la Seo de Huesca, por ejemplo. El nombre oficial y correcto de este templo zaragozano es, además de la Seo, Catedral del Salvador, un dato para muchos desconocido. 

La Seo, que acaba de ser elegida como la catedral más bonita de España por los usuarios de Lonely Planet, se puede visitar los viernes, sábados y domingos, de 10.00 a 13.30 (el domingo cierra a las 12.00) y de 16.00 a 18.30. La entrada general cuesta 6 euros y si se quiere subir a la torre hay que pagar un euro más. 

La basílica del Pilar tal y como se conoce actualmente es la herencia de varias construcciones que reemplazaron primero al templo románico destruido en un incendio en 1443 y, después, al gótico de 1515. De aquellos orígenes, la catedral conserva algunos restos, pero la mayor parte de lo que se puede ver hoy en día se empezó a levantar a finales del siglo XVII. Lo que no ha cambiado desde el origen es la ubicación de la basílica que, según cuenta la tradición, se construyó en el mismo lugar en el que la Virgen se apareció al apóstol Santiago, que se encontraba predicando a orillas del río Ebro. En torno a la columna o pilar en el que la Virgen se apoyó, se erigió la primera capilla en su honor. 

La imponente Basílica del Pilar / HOY ARAGÓN

El templo, que además de basílica es catedral, es de estilo barroco y, de su interior, destaca el retablo del altar mayor. Es obra de Damián Forment, hecho en alabastro policromado y dedicado a la Asunción de la Virgen. Del exterior llaman la atención sus imponentes cuatro torres, esbeltas y en simetría. A una de ellas incluso se puede subir, por tres euros. Entrar a la basílica es gratuito, siempre respetando si hay misa en el altar mayor. El horario de apertura es de lunes a sábado de 06.45 a 20.30 y los domingos de 06.45 a 21.30.

El interior del templo, así como la plaza del Pilar, se pueden conocer también de la mano de un experto, a través de un free tour. Este tipo de visitas guiadas son gratuitas y es el turista quien decide si pagar o no (y cuánto) al guía al finalizar la actividad. En todo caso, es necesario reservar plaza a través de la web de Zaragoza Go, y los pases son todos los días a las 11.00 y a las 17.00, con salida desde el Monumento a Goya.

Publicidad