Miércoles, 02 de Diciembre de 2020

Las calles de Zaragoza volverán a iluminarse esta Navidad. El Ayuntamiento está trabajando en la instalación del alumbrado que decorará tanto el centro como los barrios, con el objetivo de ayudar a generar ilusión y apoyar al comercio en esta complicada campaña.

Con un presupuesto de 700.000 euros, que se tendrá un retorno de más de 3 millones por el consumo de los días navideños en las zonas comerciales, será vanguardista y sorprendente como nunca en la ciudad.

Así lo ha explicado el alcalde Jorge Azcón, que ha presentado las nuevas propuestas junto al arquitecto Sergio Sebastián y el presidente de ECOS, José Antonio Pueyo. Lo más destacado es la apuesta por varias zonas de la ciudad al margen del centro, como la calle Delicias o el barrio del Actur.


Publicidad


El alcalde ha explicado que la ciudad va a impulsar la iluminación con el objetivo fundamental de intentar devolver algo de alegría a los zaragozanos y animar a comprar en el comercio local. Para ello, se ha vuelto a apostar por la creatividad y la sostenibilidad con varios proyectos singulares.

UNA DECORACIÓN SORPRENDENTE

El Paseo Independencia lucirá un nuevo diseño del arquitecto Sergio Sebastián basado en uno de los principales referentes de la Navidad: las estrellas. Sus puntas fragmentadas se han transformado en cristales blancos que al iluminarse se verán suspendidas en el cielo.

Esos pedazos rotos de estrellas quieren ser un homenaje a todas las personas ausentes que no podrán estar esta Navidad. El diseño está compuesto por doce patronos luminosos diferentes que se dispondrán a lo largo de 20 paños, jugando con la perspectiva. Cada banda tiene 2,40 metros de alto y 45 metros de ancho, de forma que lucirán de lado a lado del paseo a una altura de más de 9 metros.

La plaza San Felipe también contará con un diseño específico que jugará con las posibilidades tecnológicas que ofrece la iluminación led: tres auroras boreales de colores ondearán frente al Museo Pablo Gargallo, el Torreón Fortea y la Iglesia de San Felipe enlazándose en el centro.


Publicidad


De 20 metros cada una, se programan como si se tratara de una pantalla permitiendo realizar una una iluminación dinámica. Además en la calle Alfonso se ha instalado el mismo alumbrado que el año pasado y que tan buena acogida tuvo: un manto de luz situado a seis metros de altura que permite jugar con los colores.

Se mantiene también el gran árbol de Navidad de la plaza Basilio Paraíso con algunas novedades. Se incrementará su altura en 3 metros con la incorporación de un nuevo bastidor cónico, pasando a medir unos 19 metros. De esta forma será más visible y atractivo y tendrá mejor proporción respecto al espacio de la plaza. También se instalará un nuevo motivo en su parte más alta.

700.000 EUROS

El Ayuntamiento va a invertir 700.000 euros en la iluminación navideña de este año, ampliando también la ornamentación en los distritos y los barrios rurales. Lo hará colocando en unos casos nuevas instalaciones y en otros adaptando el alumbrado adquirido en años anteriores y que se ha exhibido ya en otros puntos de la ciudad.

Habrá dos nuevos árboles de Navidad de porte medio en el Actur, en María Zambrano, y en el Balcón de San Lázaro. Éste último está elevado para que sea visible desde más lugares.

Por su parte el árbol que hasta hace dos años se instalaba en la plaza Aragón lucirá en Torrero, en la plaza de la Memoria Histórica, donde además se han instalado nuevos motivos en el entorno de Valle de Ansó y se ha iluminado la calle Oviedo.


Publicidad


Contará también con nuevo alumbrado el eje comercial de la calle Delicias, mientras que en la avenida de San José se han instalado las grandes cortinas de luz que el año pasado decoraron Independencia.

La iluminación navideña llegará también a nuevos puntos de la ciudad, como el Camino del Pilón en Miralbueno o la Avenida Patio de los Naranjos de Arcosur mientras que se amplía la decoración con más elementos en numerosos puntos como Antonio Leyva en Oliver, la plaza de la Inmaculada de Valdefierro o los barrios rurales.

A los habituales carteles luminosos o alumbrado de quioscos, este año se han sumado motivos en farolas, guirnaldas u otros elementos decorativos en Casetas, Torrecilla de Valmadrid, la Venta del Olivar, Peñaflor, Juslibol, San Juan de Mozarrifar o La Cartuja

Publicidad