Viernes, 22 de Enero de 2021

El estado de los carteles que muestran la magnífica historia de Zaragoza en la contienda de Los Sitios contra el ejercito francés es deplorable. Se muestran completamente abandonados, sin cuidados y llenos de pintadas. Más que embellecer la ciudad con su historia dan una sensación de abandono absoluta.


Publicidad


El recorrido turístico configurado por 23 puntos clave en esa gesta histórica que marcó a nuestra ciudad muestra un grave deterioro de los carteles con sus estructuras oxidadas o pegatinas de toda índole.

UNA HISTORIA PARA CONTARLA

El Castillo de la Aljafería, la plaza del Portillo, el palacio de los Luna, la Basílica del Pilar, el Palacio Episcopal, la calle Palafox, el Museo Provincial o el Puente de la Muela son solo algunos de los lugares.

Una historia que forjaron el ardor y espíritu combativo de los aragoneses que padecieron el asedio del Imperio francés de Napoleón durante la Guerra de la Independencia (siglo XIX).

Las acometidas francesas tuvieron como objetivo el control de Aragón y, pese que eran mayores en número y armamento, la ciudad de Zaragoza resistió heroica. Todos los escenarios conforman en la actualidad una ruta que puede recrear el viajero aficionado a la historia.


Publicidad


Zaragoza apenas contaba con 50.000 habitantes, en un pequeño casco urbano delimitado por las tapias de varios grandes conventos y cuarteles, pero carente casi por completo de murallas y fortificaciones, excepto el viejo castillo de la Aljafería.

La guarnición militar era apenas de 1.463 hombres. A tenor de lo ocurrido en Madrid el Dos de Mayo, comienzan a organizarse guerrillas en la ciudad maña, lideradas por el brigadier de la Guardia Real José Palafox.

Publicidad