Lunes, 21 de Septiembre de 2020

El presidente de Aragón, Javier Lambán, está convencido de que la Comunidad será capaz de superar la crisis “antes” que otras regiones de España e incluso de otros países europeos “si no de deshace” la connivencia alcanzada a nivel socioeconómico y gracias a que cuenta con un tejido empresarial con “imaginación, compromiso y responsabilidad social”.

Lo explicó precisamente en una rueda de prensa, en el día de ayer, junto al presidente de CEOE Aragón, Ricardo Mur, antes de participar en la reunión del Consejo Empresarial, integrado por veinticuatro de las principales empresas tractoras de la economía aragonesa para analizar las afecciones y las medidas para salir de la crisis generada por la pandemia de COVID-19.

El encuentro se desarrolló con un amplio sector del tejido empresarial aragonés, el que más PIB y empleo reúne, con firmas que van desde BSH electrodomésticos, Saica, Mercadona, Samca, Henneo, Costa, Carreras, Grupo Jorge, Taim o Becton Dickinson, entre otras hasta 24 firmas


Publicidad


Un colectivo al que Lambán va a pedir que “preserve y refuerce” el compromiso adquirido durante el estado de alarma para afrontar la primera fase de la desescalada tras superar la fase aguda de la crisis sanitaria y que, ha augurado el presidente autonómico, “va a ser muy difícil”.

COVID-19: LOS GRANDES PROYECTOS

“Me conformaría con que gracias al esfuerzo de todos y la colaboración público-privada, dentro de unos meses volvamos a la situación anterior al contagio“, ha aseverado Lambán, quien ha informado de que en los dos meses desde que se activó el estado de alarma y se paralizó la economía desde el Gobierno de Aragón se ha seguido trabajando en proyectos como la instalación del centro tecnológico de Amazon en Huesca y Zaragoza o la construcción del complejo de bonÀrea, entre otros.

El presidente aragonés no ve “indicios de que los proyectos vayan a sufrir percances, salvo retraso” y por eso ha asegurado que si proyectos con futuro en sectores estratégicos e inversiones previstas en el terreno de la logística, agroalimentación y tecnología digital “no se vienen abajo” y que “lo que funcionaba bien en febrero vuelva a funcionar mediante bien, seremos capaces de recuperarnos antes”.

El Consejo Empresarial de Aragón reunido en la Sala de la Corona de Aragón del Edificio Pignatelli / Luis Correas / DGA

Pero para ello, Mur ha incidido en la necesidad, por un lado, de que no se aproveche el estado de alarma para modificar situaciones previas a la crisis en materia laboral o fiscal y, por otro, de agilizar la tramitación para que proyectos como los de la energía renovable, que “generan empleo de manera rápida”, se pongan en marcha “rápidamente” o de los 1.300 expedientes que acumulan una “demora importante” en el INAGA.

En este sentido, Lambán ha reconocido su “frustración” por el “fracaso” para eliminar la burocracia y espera que la crisis pueda servir para superar “este tipo de cuestiones” porque “lo que piden los empresarios es que no les mareemos y les ayudemos”.

FUERTE IMPULSO EMPRESARIAL

Mur también ha pedido que las medidas que se adopten, especialmente en la hostelería, se consensúen con el sector, ya que, ha explicado, cuentan con un protocolo de actuación para poner en marcha que no se ha atendido por parte del Gobierno, y que por parte de los bancos haya “cierta flexibilidad” para que el empresario “no tenga que hipotecar su patrimonio“, si bien ha advertido de que acceder a créditos ICO “no es la mejor solución” porque es añadir una nueva carga.


Publicidad


No obstante, ha reconocido que lograr liquidez es “la única forma de garantizar la supervivencia” de las empresas y ha incidido en la importancia de los ERTE para paliar los efectos de la paralización económica y de las consecuencias en la pérdida de empleo y de negocios que pueden tener la toma de decisiones erróneas.

Por ello ha agradecido la “receptividad” mostrada por el Gobierno de Aragón y su autorización para realizar test masivos en las empresas, que han solicitado ya 12.000 test y 300 pruebas PCR para detectar coronavirus en los trabajadores, con prescripción facultativa, y no ha olvidado la “ola de solidaridad” de los empresarios de esta comunidad que han permitido recaudar 6 millones de euros para la compra de equipos de protección.

Publicidad