Domingo, 20 de Septiembre de 2020

“Enseñar a conducir desde el cerebro del que aprende”, con este estimulante título arrancaba ayer jueves la acción formativa dirigida a profesores de formación vial, organizada por la autoescuela autius, que tuvo lugar precisamente en una de sus instalaciones, la que está situada en la céntrica calle San Miguel de Zaragoza.


Publicidad


“¿Qué es más importante: lo que tú enseñas o lo que el alumno aprende?”. “¿Qué va a aprender el alumno con lo que le estoy enseñando?”.

Estas son algunas de las preguntas con las que José Antonio Fernández Bravo -el prestigioso y televisivo ponente, doctor en ciencias de la educación y autor de más de cien obras sobre educación- interpeló a la audiencia.

Además, durante su interesante ponencia hizo pensar y replantear la forma de enseñanza y cambiar la perspectiva del cerebro del que enseña por el cerebro del que aprende. A la cita acudieron todos los profesores de la marca autius, así como profesores de otras autoescuelas, ya que era una charla abierta al sector.

La acción formativa es una parte importante de la política interna de autius con sus trabajadores / autius

La clase enseña habilidades clave para la formación innovadora que aplica autius / autius

Los asistentes a la clase formativa en el centro de autius del centro de la ciudad de Zaragoza / autius

Con eventos de este tipo, autius desea enfatizar la importancia que otorga a la formación del personal que trabaja en sus autoescuelas, con el objetivo de que los resultados obtenidos en esa formación se vean trasladados luego al alumno.


Publicidad


Y es que en autius son conscientes de que los profesores son una pieza fundamental en el proceso de aprendizaje del alumno y que de su forma de enseñar y transmitir dependerá en gran medida la evolución del mismo.

Joaquín Grau, CEO de la firma de autoescuelas autius, explica cuál es la misión de este tipo de eventos: “queremos poner en valor la profesión de profesor de formación vial. Es necesario reconocer la importancia del papel del profesor cuando imparte una clase teórica, pero sobre todo cada vez que se monta en el coche con un alumno diferente.

No solo aprender a enseñar a conducir, sino también a transmitir el conocimiento de una forma adecuada y adaptarse en la medida de lo posible a cada alumno. De esta forma se conseguirán dos cosas: por un lado que “el alumno se olvide de los nervios que le suelen acompañar durante los primeros días y, por otro, que el aprendizaje sea real y progresivo”.

“En una profesión como la de profesor de formación vial es necesario reinventarse y estar continuamente en formación. No vale con haberse sacado un título hace 30 años y seguir haciendo las cosas igual que siempre”, continúa Joaquín Grau, CEO de autius, “por cada profesor y cada coche pasan muchos alumnos y precisamente lo que tenemos que conseguir es evitar que el profesor ‘automatice’ las clases. Cada alumno es diferente y tiene unas necesidades únicas”.

Cuidar al trabajador es garantía de satisfacción en el alumno. Este es lema del departamento de recursos humanos de autius, donde son muy conscientes de la importancia de cuidar a su personal. Consideran necesario que exista conciliación laboral y familiar, por lo que ofrecen jornadas intensivas y diversidad de turnos y horarios.


Publicidad


Autius es una marca joven, nacida en 2017. Actualmente cuenta con 5 autoescuelas en Aragón y está en pleno proceso de expansión a nivel nacional.

La marca acaba de anunciar la apertura de su primera autoescuela en Madrid-Argüelles para febrero. Cada año cerca de 500 alumnos que tienen en común una cosa: quieren sacarse el carnet de coche de una forma innovadora y exitosa. Y es que si algo diferencia a esta autoescuela es su método de aprendizaje.

Publicidad