Sabado, 11 de Julio de 2020

Sobre las consecuencias económicas tras el COVID-19,  pudieron debatir en el ciclo de conferencias que organiza la Fundación Ibercaja dos exconsejeros de economía del Gobierno de Aragón. Uno del PP y otro del PSOE, ambos hablaron sobre los retos que nos esperan a partir de ahora.

Eduardo Bandrés, catedrático de Economía Aplicada y Francisco Bono Ríos, economista, fuerón presentados por el Presidente de la Fundación Ibercaja, Amado Franco, dentro del ciclo “Retos para el Futuro”, organizado por Fundación Ibercaja.


Publicidad


Un ciclo que tiene como objetivo evaluar los efectos presentes y futuros y las consecuencias de la pandemia generada por la crisis sanitaria de la Covid-19.

Los dos economistas se mostraron esperanzados respecto a la salida de la crisis. Francisco Bono recordó que “la humanidad siempre ha salido airosa de las crisis y con un grado más de mejora social y de desarrollo”.

Para Eduardo Bandrés, el mayor riesgo es que “la incertidumbre, primero la relacionada con nuestra propia salud y supervivencia, nos paralice”. Según Bandrés, “va a ser fundamental que recuperemos la seguridad en la salud”. “Estamos innovando en muchas cosas. Será un empujón para la economía verde, para la digitalización y, si Europa lo hace bien, para la europeización”.

CONSECUENCIAS ECONÓMICAS TRAS EL COVID-19

Francisco Bono auguró que el Covid 19 va a traer, entre otras consecuencias, “cierta desglobalización”. Eduardo Bandrés matizó que “no habrá un retroceso decisivo, pero sí vamos hacia una globalización corregida.

Por una parte, tenemos que depender menos de las cadenas de suministros exteriores, por otra, Europa tiene que integrarse más. Tiene que progresar a una hacia una mayor unidad”.

Bandrés considera que “la repuesta de Europa está siendo muy acertada en esta crisis”.

También cree Eduardo Bandrés que “la política económica está respondiendo de manera adecuada con medidas como los expedientes de regulación de empleo, las ayudas a autónomos o el ingreso mínimo vital”.


Publicidad


Francisco Bono considera que “la política económica va a tener que ser cada vez más fina. Debe tener en cuenta a los sectores más afectados, porque las medidas indiscriminadas no surten los efectos deseados”.

“La sociedad no puede avanzar dejando atrás a la gente”, dijo Bandrés, quien también ha asegurado que “si no se recupera pronto el empleo, habrá un efecto negativo sobre los colectivos que ya estaban arrastrando la crisis anterior”.

Bono opina que es necesaria una legislación rápida “que tenga en cuenta las consecuencias que ha tenido la crisis: el aumento espectacular de la desigualdad a escala personal, sectorial y territorial; el cambio de hábitos de consumo; las nuevas formas de trabajo; etc.”

Francisco Bono espera que esta sea una oportunidad para “hacer cambios en las estructuras y formas de trabajar de las administraciones. Para reducir gastos. Por ejemplo, tenemos un exceso de legislación. Esto en tiempos normales es difícil de ajustar, pero ahora tenemos la oportunidad”.

Los dos ex consejeros de Economía del Gobierno de Aragón también coincidieron en señalar que esta crisis ha puesto de manifiesto la necesidad de establecer mecanismos de coordinación entre las comunidades autónomas, especialmente en materias tan importantes como la sanidad y la educación.

La videoconferencia está accesible en el canal Youtube, de Fundación Ibercaja, en el siguiente enlace.

Publicidad
No Hay Más Artículos