Miércoles, 21 de Agosto de 2019

El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, anunció ayer que en abril se licitará el contrato para renovar el material rodante que cubre la línea ferroviaria Zaragoza-Teruel, con el fin de “relegar al olvido” los llamados ‘tamagochi’, material obsoleto que se usa en la actualidad para dar servicio en este trayecto.

El ministro de Fomento se reunió ayer, en Zaragoza, con el presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, y con los consejeros de Presidencia, Vicente Guillén, y de Vertebración del Territorio, José Luis Soro, para analizar el estado de las obras de infraestructuras pendientes en la Comunidad.


Publicidad


Sobre el ramal Zaragoza-Teruel del Corredor Cantábrico-Mediterráneo, anunció la licitación de este nuevo material, que se buscará que sean unidades ya operativas en el mercado, es decir, que no haya que esperar a su construcción, para que la renovación de los que Lambán ha llamado “dichosos ‘tamagochis” se pueda producir lo antes posibles.

OTROS RETOS

El ministro, además, mostró su compromiso con la línea ferroviaria de Canfranc, y aceptó la sugerencia de Lambán de reunir el próximo mes de febrero en Zaragoza a la comisión cuatripartita (Gobiernos de España y Francia y comunidades de Aragón y Aquitania) para hacer el seguimiento de los trabajos.

En 2019 ha dicho que se avanzará en el estudio informativo para la reapertura del túnel.

Respecto a las carreteras, anunció que en 2019 se licitarán las obras de desdoblamiento de la N-232 entre El Burgo y Fuentes de Ebro y se continuará trabajando en la documentación previa a la redacción del proyecto para continuar con el desdoblamiento hasta Valdealgorfa.

Además, aguas arriba de Zaragoza, se han superado las dificultades que paralizaron los trabajos en marcha para el desdoblamiento del tramo Figueruelas-Gallur, y este concluirá en 2020, un año antes que los del tramo Gallur-Mallén.

El ministro, además, reafirmó en su voluntad política de liberalizar las autopistas cuya concesión finaliza en esta legislatura, caso en el que no se encuentran ni la AP-68 ni la AP-2, aunque se mostró abierto a estudiar la posibilidad de incrementar las bonificaciones en tanto en cuanto se produce el fin de las concesiones.

El ministro, sin embargo, aseguró que a nivel ferroviario Aragón “va a mejorar bastante” con el proyecto de presupuestos que ayer aprobó el Consejo de Ministros, porque Fomento “algo va a incrementar su dotación para Aragón”.