Martes, 07 de Julio de 2020

Casi dos tercios de las empresas aragonesas se ha visto obligadas a cesar su actividad como consecuencia del estado de alarma decretado por la pandemia de COVID-19, según una encuesta de la Fundación Basilio Paraíso, de la Cámara de Comercio de Zaragoza.


Publicidad


De ellas, el 26,5 por ciento durante dos semanas y el 36,4 por ciento durante todo el periodo en el que lleva vigente el estado de alarma.

Estos datos se incluyen en el segundo barómetro especial sobre el impacto de la pandemia en la economía y como el de marzo, alrededor del 60 % de las empresas aragonesas (en concreto para el 63,5 %) estima que el impacto de la COVID-19 en su facturación este año respecto a la que obtuvieron en 2019 será de, al menos, de un 25%.

Así, algo menos de un tercio de los empresarios encuestados prevén una caída en las ventas de entre el 10 y el 25%; casi el 40% la cifra entre el 25% y el 50% y más de un cuarto de los empresarios encuestados estima que sus ventas se verán reducidas en más del 50%.


Publicidad


Además, más de un tercio de las empresas encuestadas (36,4%) se ha acogido a un expediente de regulación de empleo temporal (ERTE) y un 20% adicional valora esa posibilidad en caso de que la crisis se prolongue en el tiempo.

Según este sondeo, un 20% de las empresas cree que la normalidad se recuperará durante el mes de junio y casi dos tercios de ellas (64,2%), cree que el retorno a la situación precrisis no será antes de julio.

La encuesta se ha realizado sobre una muestra de 151 empresas ubicadas en Aragón durante la última semana del mes de abril de 2020, con un margen de error para un nivel de confianza del 95 % de +/- 5 % para el total.

Publicidad
No Hay Más Artículos