Miércoles, 16 de Octubre de 2019

La empresa aragonesa Forestalia proyectará en 50 municipios de la provincia de Teruel un total de 3.000 megavatios de energías renovables para desarrollar 66 parques eólicos y fotovoltaicos en los próximos cuatro años, con una inversión prevista de más de 2.400 millones de euros.

Los parques generarán 12.000 empleos directos e indirectos durante los años de construcción y más de 450 en la explotación, según apunta la empresa, que ha presentado este lunes el proyecto en Teruel.


Publicidad


En concreto, Forestalia tiene previsto desarrollar una cartera de 34 parques fotovoltaicos y 32 parques eólicos en la provincia de Teruel, que suman respectivamente 1.640 y 1.300 MW, una inversión que supera los 2.400 millones de euros, con una previsión de ingresos en el territorio de más de 408 millones en 30 años, mediante impuestos municipales y alquiler de terrenos.

El presidente aragonés, Javier Lambán, ha asegurado durante la presentación que se trata de un proyecto social, porque crea empleo; verde, porque es energía asequible y no contaminante, y digital, en línea con los ODS 7 y 8 de la Agenda 2030, donde confluyen tres elementos de éxito: la empresa, el propio ejecutivo autonómico y los ayuntamientos.

LA PLANTA MÁS GRANDE DE ESPAÑA

Además de todos estos proyectos eólicos y fotovoltaicos, Forestalia impulsará una planta de producción de pellets en el municipio de Andorra, que será la mayor de España con una capacidad de producción de 200.000 toneladas anuales. 

Este espacio creará 60 empleos directos en la planta y más de 350 en explotaciones forestales, acopio y logística de la biomasa. Forestalia ya dispone actualmente de dos plantas de pellets ubicadas en Erla (Zaragoza) y en Huerta de Rey (Burgos).

Por otro lado, esta labor de la empresa estará acompañada de un nuevo modelo creado en la provincia de Teruel por el que el establecimiento e implantación de parques de energías renovables que promueven empresas privadas se hará en terrenos municipales.

De esta manera, los ayuntamientos verán generar y transformar en la misma provincia la materia prima, lo que crea puestos de trabajo durante y después de su instalación, ya que el objetivo es reinvertir los beneficios para crear nuevos nichos de empleo.

LA APUESTA POR TERUEL

En principio, este modelo aglutina a 42 municipios en cuatro asociaciones. Viento Alto, con 11 municipios; Altiplano, con 9; Majalinos, con 12; y Mudéjar, con 9, en cuyos proyectos intervienen empresas como Samca, Galaxy, Forestalia, Endesa, Cobra, Energías Renovables de Teruel o Renomar, entre otras.

Uno de los fines de este modelo es actuar de forma solidaria y conjunta para la tramitación de los expedientes de autorización correspondientes y socializar parte de los ingresos, a través de un fondo común, en beneficio de todos los ayuntamientos, independientemente del número de molinos o placas instaladas en sus términos municipales.

Una vez instalada la actividad que genere ingresos a las arcas municipales por el alquiler y por los correspondientes impuestos, será posible la generación de empleo y la actividad económica a través de fórmulas empresariales y colaboración público-privada y gestión profesional.

El presidente de Forestalia, Fernando Samper, ha destacado en la presentación en Teruel la apuesta de la empresa por invertir en la llamada ‘España Vaciada’, el medio rural que más sufre la despoblación.