Miércoles, 21 de Agosto de 2019

El Ayuntamiento de Zaragoza obligará a que los trabajadores de las empresas de patinetes eléctricos que ganen el nuevo concurso para operar en la ciudad estén contratados, con el objetivo de evitar la “precariedad laboral” en la recarga.

Este es uno de los requisitos del nuevo pliego de condiciones para seleccionar a las dos empresas que obtendrán la autorización para gestionar la movilidad urbana en la ciudad con 1.700 patinetes en todos los distritos.


Publicidad


Así lo ha adelantado la concejala de Medio Ambiente y Movilidad, Teresa Artigas, en una rueda de prensa para anunciar que el Gobierno ya ha dado luz verde a los pliegos de condiciones, que se colgarán esta semana en la página web del consistorio.

Según los nuevos pliegos, todo el personal que realice tareas de distribución, mantenimiento y recarga de patinetes deberá estar contratado directamente por las empresas operadoras.

“Se obliga a que todo el personal tenga que estar contratado por la empresa para evitar malas prácticas de alta precariedad laboral en la recarga“, ha manifestado la concejal de Zaragoza en Común, quien ha especificado que buscan así que desaparezca la figura del cargador de patinetes por cuenta propia, conocido como ‘charger’.

Otro de los aspectos que se valorará será que la empresa cuente con trabajadores que se ocupen de velar porque los patinetes estén bien estacionados y ha explicado que también puede haber multas para los usuarios que no lo hacen correctamente.

Precisamente para evitar el mal estacionamiento de patinetes y bicicletas de movilidad compartida, el consistorio habilitará a partir de enero unos puntos de estacionamiento de obligatorio uso en algunos de los distritos más sensibles, comenzando por el Casco Histórico.


Publicidad


En el resto de zonas, se podrán estacionar en las mismas condiciones aplicables para las bicicletas, aunque en ningún caso se podrán aparcar obstaculizando el tránsito peatonal, el acceso a mobiliario urbano y servicios ni junto a las fachadas de los edificios.

Como condición, las empresas deberán compartir en tiempo real sus datos con el ayuntamiento y tener un teléfono gratuito de atención al cliente.

Además, según ha adelantado la concejal de Movilidad, los pliegos ponen como requisito que los patinetes lleguen a todos los distritos de la ciudad, y se valorará una mejor cobertura en lo barrios periféricos.

Es decir, las empresas obtendrán más puntuación si ofrecen el servicio de colocar sus patinetes por las mañanas en los distritos de Miralbueno, Oliver-Valdefierro, Barrios del Sur, Casablanca y Torrero.

La vigencia de este contrato será de dos años prorrogable a uno más, y cada las dos empresas que obtengan autorización desplegarán inicialmente 850 patinetes cada una aunque, a petición municipal, este número podrá llegar a duplicarse.