Viernes, 23 de Agosto de 2019

La aerolinea de bajo coste Ryanair pondrá en marcha a partir del mes de noviembre dos vuelos semanales que conectarán Zaragoza con Lisboa, como parte de la ampliación del calendario de invierno 2019 de la compañía aérea en la capital aragonesa.

El Departamento de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda del Gobierno de Aragón, a través de la empresa pública Promoción de Actividades Aeroportuarias SLU, ha aprobado este viernes el acuerdo con Ryanair.


Publicidad


De forma paralela, desde el Gobierno de Aragón se sigue trabajando en la estrategia de negociación con varias compañías aéreas que han mostrado interés en el aeropuerto de Zaragoza, para conseguir que, en la primavera de 2020, se pueda iniciar la conexión con nuevos destinos que estén ubicados en zonas prioritarias.

Fuentes del Gobierno de Aragón aseguran en una nota de prensa que dicho departamento tiene las negociaciones muy avanzadas y espera que en los próximos meses se puedan anunciar nuevos destinos de interés para la Comunidad.

MÁS TURISMO E INTERNACIONALIZACIÓN

El objetivo del Gobierno de Aragón es mejorar las cifras de turismo y facilitar la labor de internacionalización de las empresas aragonesas, fruto de lo cual en 2018 se pusieron en marcha las conexiones en verano con las ciudades de Munich y Venecia, destinos que tienen una ocupación media de 85,8 % en el caso de Venecia y del 91,3 % en el caso de Munich.

El consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda en funciones, José Luis Soro, ha destacado que “el objetivo es convertir a Aragón en el eje de conexión del Valle del Ebro, y para ello es preciso aumentar el número de conexiones en vuelos de pasajeros”.


Publicidad


Para ello, el pasado año se impulsó la Estrategia Aragonesa de Conectividad Aérea y se constituyó una mesa de trabajo con las principales instituciones y entidades aragonesas entre cuyas primeras acciones figura la elaboración de un informe sobre la conectividad aérea de las empresas aragonesas, sus necesidades y la demanda potencial de Aragón.

Dicha estrategia trabaja para que Aragón sea nodo de conexión internacional a través del Aeropuerto de Zaragoza, así como para potenciar y revitalizar el aeropuerto de Huesca.

El objetivo es que esta Comunidad se convierta en el espacio aéreo de referencia para el Valle del Ebro y se pueda competir como alternativa, en tráfico de pasajeros, con Madrid y Barcelona.