Lunes, 13 de Julio de 2020

VIVIEN, una iniciativa privada creada por A2O gestión, Aldea Viviendas y Gestión Común, tres empresas aragonesas dedicadas a la gestión de proyectos inmobiliarios principalmente en régimen de cooperativa, han organizado una feria para dar a conocer más este fenómeno. El evento se ha organizado en la Cámara de Comercio durante los días 25, 26 y 27.


Publicidad


Los datos hablan por sí solos: el 50% de la obra nueva que se construye en Zaragoza está siendo impulsada por las empresas de cooperativa de vivienda. Un dato que catapulta al cooperativismo de vivienda como una opción demandada que tendrá más negocio en el futuro por su modelo cercano, colaborativo y democrático.

En una sociedad en la que la economía colaborativa cobra, cada día, mas relevancia y se muestra como una alternativa anti crisis, las cooperativas de viviendas representan una excelente alternativa para acceder a la vivienda propia. De ahí la necesidad de ayudar, informar y asesorar.

Durante la celebración de la feria, cientos de personas se han acercado a conocer las propuestas de los cooperativistas en la ciudad de Zaragoza.


Publicidad


Junto a ello, las propuestas de los profesionales han centrado una mesa redonda, este sábado, para explicar al futuro comprador las ventajas o desventajas sobre la elección de comprar o alquilar vivienda.

LA IDEOLOGÍA URBANÍSTICA DE ZARAGOZA

El coordinador técnico de Tinsa, Rafael Espés, aseveró que la ciudad de Zaragoza contempla todavía un modelo de ciudad muy rígido. “Zaragoza no tiene suelo para las 100.000 viviendas que se demandarán en poco tiempo. No todo el mundo querrá vivir en Arcosur”, afirmó.

El experto considera que la ciudad de Zaragoza deberá afrontar un cambio en su mentalidad urbanística para afrontar todos los retos que demanda el promotor o el cooperativista. “Tenemos población pero no categoría de ciudad. Desde 2015 hemos gastado el suelo ‘bueno’ junto a Miralbueno y Parque Venecia, pero desde entonces no se mueve ficha”, explicó.

Por su parte, el arquitecto Javier Belda, reflexionó acerca de la mentalidad del comprador para decidirse, en la gran mayoría de los casos, por la compraventa de vivienda en vez del alquiler.

“Es evidente que la compra de vivienda, a largo plazo, es una de las mejores inversiones posibles para cualquier comprador en Zaragoza”, dijo el arquitecto al tiempo que reconocía que “es complicado que el alquiler crezca de una forma exponencial en la ciudad”.


Publicidad


El presidente de COAPI (Colegio Oficial API) Aragón, Fernando Baena, quiso reconocer el valor que ofrece a día de hoy el régimen de compraventa o de arrendamiento en la ciudad. “El alquiler y la compraventa tienen que convivir. Sin embargo, en el mercado de la ciudad sólo hay un 20% de viviendas en alquiler”.

El moderador del debate, Javier Boned, responsable de Gestión Común, matizó sobre la visión que debe de plantear la ciudad de Zaragoza en materia urbanística, para poder hacerla predecible a los promotores o cooperativistas. “La ciudad no debería tener ideología pero desgraciadamente la tiene. El planteamiento urbanístico de la administración es un mal endémico por su rigidez”, definió.

Publicidad
No Hay Más Artículos