Miércoles, 28 de Octubre de 2020

El Pleno del Ayuntamiento de Zaragoza ha aprobado este viernes -con el voto de PSOE, PP, Cs y VOX y el rechazo de ZEC y Podemos-Equo- que se inicien los trámites para crear una zona franca en la ciudad con la colaboración del Gobierno de Aragón.


Publicidad


La creación de una zona franca persigue crear un área económica especial, con un perímetro territorial de exenciones para mercancías en tránsito, en depósito o en transformación, ha explicado la formación en una nota de prensa.

E incluso crear un nuevo centro económico con capacidad de retroalimentarse, con efecto dinamizador y suponiendo la creación de un nuevo clúster económico. Uno de los valores principales de la Zona Franca es la simplificación de muchos de los trámites aduaneros.

En general, es un territorio delimitado de un país donde se goza de algunos beneficios tributarios, como la exención del pago de derechos de importación de mercancías, así como exoneraciones de algunos impuestos o una diferente regulación de estos.

ZARAGOZA, A FAVOR

En defensa de la iniciativa, la concejala de VOX Carmen Rouco ha defendido esta medida, recogida en el Acuerdo por el Futuro de Zaragoza, por el abaratamiento de costes, la competitividad y el valor añadido que generaría en productos y mercancías.

Además, ha asegurado que ayudaría en la lucha contra la despoblación y sentaría las bases de una futura Travesía Central del Pirineo.

El socialista Luis Miguel García Vinuesa ha señalado que el 1 por ciento de la población mundial trabaja en zonas francas y que “tiene sentido” que Zaragoza, por su apuesta por la logística, plantee una.

En representación del equipo de gobierno, Carmen Herrarte (Cs) ha coincidido plenamente en la necesidad de crear una zona franca en Zaragoza porque en Aragón “no hemos sido muy buenos atrayendo empresas” por ser “un infierno fiscal”.

El portavoz de ZEC, Pedro Santisteve, ha mostrado sus “dudas” al proyecto y ha afirmado que no cree que una zona franca sea la solución a los problemas de la ciudad.


Publicidad


Más allá ha ido Fernando Rivarés (Podemos-Equo), que ha considerado que se trata de una propuesta para crear una zona para no pagar impuestos, impulsando un modelo que no ayuda a las pymes y a las microempresas.

Publicidad