Jueves, 29 de Septiembre de 2022

Llega el verano y, a veces, los mayores a los que habitualmente cuidan sus hijos o familiares no pueden estar tan atendidos como el resto del año. Por diferentes circunstancias, como las vacaciones o la escapada a los pueblos huyendo del calor de la ciudad, en los meses estivales se puede necesitar de forma puntual un servicio de ayuda a domicilio y Adoz (Ayuda a Domicilio en Zaragoza) tiene la solución.


Publicidad



Publicidad


La entidad ofrece este servicio temporal siempre que se contrate para un mínimo de 12 a 15 días, o 10 horas semanales. La ayuda puede ser como una sustitución para los familiares durante sus vacaciones o también un apoyo en una segunda residencia que esté en la playa o en el pueblo. En estos casos, se puede disponer de una persona que estaría interna en el domicilio, viviendo y durmiendo en la misma casa que el usuario.

La ventaja de ponerse en manos de los profesionales de Adoz es que sus servicios son muy personalizados y se adaptan a las necesidades de cada unidad familiar. Así, la primera toma de contacto del especialista con la familia y el usuario es con una entrevista y unos cuestionarios que permiten conocer mejor el grado de dependencia de la personas. Pero también sirve para acercarse más a esa persona con la que se van a pasar muchas horas, familiarizarse con ella, con su hogar, con sus gustos y con sus desagrados. De esta manera, se trata de crear un ambiente de confianza que haga la estancia agradable para ambas partes.

Tanto si se trata de una ayuda temporal para varias semanas o meses del verano como si es algo más permanente una vez se vuelve a la rutina, el objetivo del servicio de ayuda a domicilio de Adoz es fomentar la autonomía de las personas mayores y las actividades básicas de su vida diaria sin que tengan que irse de su casa. Así, se trata de proporcionar una calidad de vida satisfactoria tanto para el usuario como para los familiares en su propio entorno. Con esto, se evita el desarraigo social que conlleva el internamiento de la persona dependiente en un centro asistencial.


Publicidad


Ayuda a Domicilio en Zaragoza (Adoz) lleva diez años trabajando en este campo y adaptando sus servicios a las necesidades de los pacientes y de la sociedad. La cobertura que realizan sus profesionales es integral, ofreciendo servicios de atención personal (asistencia para bañarse, asearse y vestirse), cuidados de salud profesionales (gestión de la medicación, controles de glucosa o cuidado de heridas), apoyo familiar, preparación de comidas saludables, acompañamiento en desplazamientos a la peluquería o al supermercado, así como la simple compañía y la conversación en casa.

Si ha llegado el verano y te has encontrado con una situación familiar diferente a la del resto del año, si necesitas unas vacaciones como cuidador y tus padres o personas mayores a tu cargo no pueden estar solas, contacta con los profesionales de Adoz. Tras una primera conversación, valorarán la situación y te aconsejarán de qué forma te pueden ayudar mejor. Porque su ayuda no es solo para la persona dependiente, sino también para sus familiares o cuidadores habituales, que también necesitan cuidarse.


Publicidad


Por normal general, las modalidades de contratación son varias. En lo que a asistencia se refiere, el servicio prime es de lunes a viernes, de lunes a sábado o de lunes a domingo, desde dos horas al día con cuidadoras externas. El prime plus son ocho horas diarias con cuidadoras tanto externas como internas. Y el premium son 24 horas con cuidadoras internas. Por otro lado, para el servicio adscrito de empleadas del hogar, se puede contratar desde tres horas a la semana. Para consultar servicios puntuales, como los que se puedan necesitar ahora en verano, contacta con Adoz a través de ayudadomicilioenzaragoza.com.

Publicidad