Miércoles, 10 de Agosto de 2022

Uno de los principales retos a los que se enfrenta el comercio de alimentación de proximidad a la hora de dar el salto al entorno ‘online’ es mantener la cadena de frío y conservación para que los productos lleguen frescos al cliente. En el caso de Carnicería Cuarzo, negocio que se encuentra en el mercado homónimo, en el centro de Zaragoza, integrarse en un ‘marketplace’ fue la solución para este proceso.


Publicidad



Publicidad


“Cuando alguien hace la compra a través de la plataforma elige la fecha de entrega. Ese día, a primera hora, preparamos el pedido en cajas especiales para alimentación y el cliente lo recibe a media mañana. Su compra llega en perfecto estado”, explica Vanesa López, responsable de la carnicería. Dio su salto a la venta digital a través de MiZesta, uno de los ‘marketplace’ del comercio local zaragozano que da servicio de venta ‘online’ a los detallistas del Mercado Central, el Mercado de Valdespartera y el Mercado Cuarzo.

“Nos hemos dado a conocer un poco más y estamos llegando a un público nuevo, que además ya se ha convertido en parte de nuestra clientela fija”, señala López, sobre la principal ventaja de haber digitalizado su negocio. Su caso es también un ejemplo para dar a conocer la campaña ‘Yo vendo Zaragoza online’, con la que se espera atraer más negocios al entorno digital.

En esta carnicería ya habían empezado a tantear el terreno ‘online’ antes de la pandemia, pero decidieron apostar por él en este último año conscientes de los beneficios que este puede aportar a su establecimiento. “En la primera ola de la pandemia, empezamos con el servicio a domicilio –el cual continúa– y tuvo buena acogida. Ya habíamos probado antes con una web, pero finalmente comenzamos con el canal ‘online’ a través de la plataforma MiZesta”, señala la responsable, quien destaca además que lanzarse al entorno digital no ha supuesto una gran inversión ni un cambio en los hábitos de trabajo del establecimiento.

“Es cierto que hemos modificado algún horario, aumentando los turnos de mañana, pero porque a raíz de la pandemia y con las restricciones horarias tenemos más afluencia de gente por la mañana que por las tardes”, añade.

Además de esta plataforma, también se valen de las redes sociales –cuentan con perfil en Facebook e Instagram– para comunicar sus novedades y ofertas e interactuar con sus clientes como si del mostrador tradicional se tratase.


Publicidad



Publicidad


Sobre las ventajas que este canal ofrece al negocio, López no solo destaca el aumento de la visibilidad de su comercio, sino la posibilidad de seguir dando el mejor servicio a sus clientes: “‘Online’ también podemos seguir atendiendo y dando servicio a todos los que no pueden salir de casa, por falta de tiempo o porque tienen miedo”, concluye.

* El primer paso para la transformación digital de las empresas es la formación. Si estás interesado, apúntate aquí. Todos los cursos son gratuitos y los organiza CEOE Aragón.

Publicidad