Jueves, 13 de Mayo de 2021

Cuando Aurora Sanchez, propietaria de una tienda de moda en el zaragozano barrio de Las Fuentes, decidió compartir a través de Facebook e Instagram las últimas prendas que llegaban a su tienda y cómo combinarlas en looks a la última moda, era muy consciente de la importancia que tenían las redes sociales en un negocio, algo que confirmó con el estallido de la pandemia.


Publicidad


“Hay que ir renovándose y adaptándose a las nuevas tecnologías, porque es lo que nos están demandando. Es cierto que lleva trabajo, pero después del último año, tenemos que animar a la gente a que venga a las tiendas, crearles una necesidad. Tengo clientas que, cuando ven una prenda o un look, me piden que se lo guarde y deciden salir de casa y venir a comprar”, confiesa.

“Las clientas me preguntan por combinaciones de prendas o si tengo un producto disponible y cuando vienen a la tienda me agradecen todo el contenido que subo. Al final, las redes sociales son una herramienta más para dar salida al producto que tienes”, añade.

Así, el de Aurora es un buen ejemplo de cómo la presencia en la red repercute de manera positiva en los comercios y negocios locales -ella cuenta ya con cerca de 2.000 seguidores-. Este es también el propósito de la campaña ‘Yo vendo Zaragoza online’, una iniciativa de la Cámara de Comercio y el Ayuntamiento de Zaragoza que espera atraer a los negocios y comercios locales al entorno digital.

Aurora Sanchez tiene una tienda de moda en Las Fuentes y se ha lanzado al mundo online / A.S.

“Yo tengo mucha ilusión, y creo que es importante no perderla. Hay que estar fuertes después de la situación que hemos vivido. Las clientas vienen, te cuentan sus problemas y sus cosas, y tenemos que estar ahí, de una manera o de otra”, apunta Sachez, sobre por qué es importante dar el salto a internet.

Además de las redes, esta empresaria está trabajando ya en una página web, que dará a conocer en los próximos días. “El pequeño comercio no está en contra de las ventas online. Aunque a mí me resultaba difícil entender que una tienda como la mía pudiese vender en internet es lo que nos toca hacer”, explica.

En su caso, se trata de una web muy especial, unida a un blog de contenidos sobre moda y consejos, con la que espera mantener la esencia del pequeño comercio y el espíritu de su tienda. “He decidido darle salida a la mercancía que tengo parada en la tienda, con una sección outlet y con otra de temporada”, explica. “Toda la gente nueva que compre será bienvenida, pero he construido esta página para seguir dando el mejor servicio a las clientas que tengo: tanto si vienen a la tienda como si les envío la ropa a su casa, quiero que tengan la confianza de que han acertado con su compra, con la talla y con las prendas de calidad de siempre”, concluye.


Publicidad


El primer paso para la transformación digital de las empresas es la formación. Si estás interesado, apúntate aquí. Todos los cursos son gratuitos y los organiza CEOE Aragón.

Publicidad