Jueves, 30 de Marzo de 2023

Hay cervezas que se inspiran en monumentos históricos, como La Alhambra o La Cibeles; y otras cervezas que buscan evocar el sabor más característico de una tierra. Y esto es precisamente lo que busca la nueva Ambiciosa Ambar Azahar de la Aljaferíaelaborada con las naranjas del único palacio conservado del arte hispanomusulmán de los taifas en Aragón, Patrimonio de la Humanidad y residencia de distintos monarcas.

Y las sensaciones que se experimentan en el jardín de naranjos del Palacio de la Aljafería quedan plasmadas en esta nueva cerveza. “Cada una de las 100.000 botellas de esta edición limitada expresan simbólicamente la voluntad popular que sale de este lugar emblemático e histórico de Aragón”, afirma Enrique Torguet, director de Comunicación, Relaciones Institucionales y ESG de Ambar.

En la elaboración de la nueva Ambiciosa se utiliza la naranja en su totalidad. “Hemos conseguido extraer todo lo que esas naranjas tienen para nuestra cerveza: la acidez de su zumo, la frescura aromática del su corteza exterior y la sutileza balsámica de su albedo”, confiesa Antonio Fumanal, maestro cervecero de Ambar.

De este modo, se han incorporado en su elaboración las naranjas de los naranjos que crecen en el jardín del palacio de la Aljafería, actual sede de las Cortes Aragonesas y que se caracterizan por ser muy ácidas, pero muy aromáticas. “Una a una, manualmente, se han preparado para dirigir el potencial de cada parte a una de las fases de elaboración de esta cerveza”, añaden.

La ralladura exterior ha permitido obtener los aromas más volátiles, mientras que el interior de la naranja, una vez exprimido en forma de zumo, se ha añadido a la primera fase de la cocción. Por último, la parte más blanca de la naranja, el albedo, también cumple una función, ya que es el lugar donde se encuentran las notas más profundas del aroma de la naranja. Así, una vez seco y molido, se ha unido al lúpulo durante la ebullición de la cerveza.

El resultado es una cerveza que ofrece mucha nariz y mucha sensación de sedosidad en boca. No obstante, lo más especial llega con el aroma, a través de las notas frescas extraídas de su corteza tan delicadamente. “Es ahí donde se descubrirán las notas dulces, no en boca, ahí está la gracia”, explica el maestro cervecero. En paladar, se descubren tonos amargos, diferentes a lo habitual en la cerveza, gracias a la combinación que hay detrás de la naranja con el lúpulo.

En cuanto a maridaje, es una cerveza muy universal porque son muy variados los aromas que aporta. Por ello, permite maridajes muy divertidos pasando de Oriente a Occidente: guacamoles, sushis, e incluso postres de chocolate se prestan a maridar con Ambar Azahar de la Aljafería.

Durante la presentación de la nueva cerveza Ambar, ya a la venta y disponible en el ecommerce de Ambar y en hostelería, el presidente de las Cortes de Aragón, Javier Sada, ha manifestado que “después de 1000 años, el sabor de la Aljafería se va a poder compartir a través de una bebida tan popular como la cerveza. Es la puerta a las celebraciones del XL aniversario de la institución y el XXV de la última gran remodelación de este palacio que muestra lo que somos”.

La Ambar Azahar se suma a la colección Ambiciosas de Ambar también formada por la Ambar 10, Ambar Picante, Ambar Centeno, Ambar Roja, Ambar Avena, Ambar Caerá Esta Breva, Ambar Super Super Ale, Ambar Monte Perdido, Ambar Maricastaña, Ambar Imperial Citrus, Ambar Terrae, Ambar Trigal y Ambar Trufada.

Publicidad