Domingo, 24 de Octubre de 2021

Zaragoza ha mostrado una idea clara de la movilidad que quiere implantar: buses 100% eléctricos, más tranvías, zona de bajas emisiones y fomento de peatonalizaciones y carriles bici. Un plan muy armado y “maduro”, como ha destacado la consejera de Servicios Públicos y Movilidad, Natalia Chueca, que está valorado en 85,2 millones de euros y se presenta a las ayudas del MITMA, en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

Publicidad

En concreto, el Ayuntamiento de Zaragoza presentará dos solicitudes cuyo importe global es de 85.226.880,07 euros (59.019.064,21 euros y 26.207.815,86 euros, respectivamente). De esta cantidad se espera conseguir subvención por valor total de 49.126.396,17 euros. Ambas solicitudes se presentarán conjuntamente antes de que finalice el plazo para su formalización, el día 30 de septiembre.

La primera de ellas se centra en el transporte público, con dos elementos clave para el futuro inmediato tanto de la red de autobús urbano como de la Línea 1 del tranvía.

Destaca, por un lado, el inicio de la electrificación de la flota de bus, con la adquisición de 68  nuevos vehículos eléctricos cuyo importe ascenderá a 39.199.212 euros. Esta iniciativa ya está en marcha y, de hecho, hace ya unos meses el Ayuntamiento acordó con la empresa concesionaria Avanza una modificación del contrato vigente que permite esta incorporación de autobuses con tecnología 100% eléctrica en lugar de vehículos híbridos diésel, que inicialmente no estaba contemplada.

Además, el Consistorio ya tiene en marcha la necesaria adecuación de las cocheras, con una importante inversión de 10.387.721,14 euros que permitirá la recarga de estos nuevos autobuses y del resto de la flota conforme, en el futuro, se vaya ampliando el número de unidades.

La tercera “pieza” de la primera solicitud consistirá en la compra de 2 nuevas unidades del tranvía, que prestarán servicio en la Línea 1 y permitirán mejorar la capacidad de la misma, sobre todo en horarios de máxima demanda. En este caso, el presupuesto total es de 9.432.131,07 euros.

MOVILIDAD CICLISTA Y PEATONAL

En la segunda solicitud se incluyen distintas actuaciones relativas a mejoras en la movilidad y prioridad peatonal, la creación de nuevos carriles bici, el estacionamiento regulado y la creación de estacionamientos de disuasión, mejoras en la accesibilidad del autobús y la creación de la zona de bajas emisiones.

Este bloque incluye, entre otras iniciativas, carriles bici en Pablo Ruiz Picasso, Fray José Casanova, Almozara, Duquesa Villahermosa, Pedro III, Cesáreo Alierta y los que conectarán con diferentes polígonos industriales.

Asimismo, se contemplan proyectos de Ecociudad en avenida de Navarra y las calles Cuarte, Reina Fabiola, Latassa, San Miguel y Ricla. A ellos se suman proyectos del Área de Infraestructuras en las calles Osa Mayor, Hayedo, Ramón Celma y Belchite; así como la urbanización de la plaza Salamero y su entorno, junto a las conexiones con el aparcamiento subterráneo.

A este bloque se suma, además, la definición y gestión de la zona de bajas emisiones y sus controles de acceso, así como el control del estacionamiento regulado y las aplicaciones que se pongan en marcha para ello. El Gobierno se compromete a tener implantada en el municipio una Zona de Bajas Emisiones en 2023, sin perjuicio del cumplimiento de los plazos establecidos en la Ley de Cambio Climático y Transición Energética.

El total subvencionable en este segundo bloque sería de 18.454.263,59 euros sobre los 26.207.815,86 euros globales.

“DEBERES HECHOS”

“Zaragoza llega a este momento con los deberes hechos”, ha destacado la consejera municipal de Servicios Públicos y Movilidad. Todas las propuestas “cuentan con el respaldo técnico y económico necesario, de manera que esperamos que, en justicia, Zaragoza pueda ser una de las grandes ciudades que se beneficien de esta convocatoria de ayudas, necesarias para poder dar a nuestra ciudad el impulso que necesita en el ámbito de la movilidad y de la accesibilidad”, ha añadido Chueca.

En el acuerdo adoptado, el Gobierno de Zaragoza se compromete a financiar la parte no subvencionada correspondiente al Ayuntamiento, con cargo a los presupuestos ordinarios de los ejercicios 2021, 2022, 2023 y 2024, “a través de las aplicaciones presupuestarias precisas, adecuadas y suficientes”, incorporando mediante la correspondiente generación de créditos las dotaciones correspondientes a las actuaciones subvencionadas en el presupuesto vigente y/o en los futuros proyectos de presupuestos municipales.

Cumpliendo también otros requisitos de la convocatoria, el Gobierno se compromete a “disponer los recursos, tanto técnicos como financieros, necesarios para garantizar el mantenimiento y operación de cada actuación subvencionada tras su puesta en marcha y durante al menos los primeros cinco años de actividad”, ha remarcado la consejera municipal.

Publicidad