Martes, 15 de Junio de 2021

Billetes digitales que se leen con el móvil, control de aforo de pasajeros con cámaras de conteo, mejora de los sistemas de filtración de aire… Desde que comenzó la pandemia, hace ya más de un año, Avanza no ha dejado de trabajar para mejorar y garantizar la seguridad de los usuarios del autobús urbano de Zaragoza.


Publicidad


En todo este tiempo, el servicio no ha dejado de prestarse ni un solo día, adaptándose a las circunstancias en tiempo récord. Fue pionero en la incorporación de medidas de seguridad para los viajeros, como los dispensadores de gel hidroalcohólico o la desinfección diaria de los vehículos.

Estos esfuerzos por extremar al máximo las medidas de higiene y la seguridad en los autobuses, así como por velar por la salud de trabajadores y usuarios ha tenido su recompensa. Avanza fue la primera empresa de transporte público en España en obtener el certificado AENOR de buenas prácticas contra el COVID-19. 

Unas buenas prácticas que pasan también por informar al usuario en todo momento de las recomendaciones sanitarias y de la normativa vigente en esta materia. Dichas indicaciones están claramente visibles en los autobuses, facilitando así su cumplimiento. 

Junto con el uso obligatorio de mascarilla y el aforo máximo permitido por autobús, se informa de la recomendación de emplear hidrogel y se aconseja viajar en silencio para evitar la propagación de aerosoles. También se indica que no se cierren las ventanillas para favorecer la ventilación o que se debe esperar al siguiente autobús si, al llegar el vehículo a la parada, se estima que su ocupación es alta.


Publicidad


Toda esta información se encuentra tanto dentro del autobús como en las marquesinas y paradas, con paneles electrónicos. Además, los usuarios pueden comprobar dentro del autobús la fecha de desinfección diaria del mismo.

CODO A CODO CON EL AYUNTAMIENTO

En este tiempo, Avanza trabaja también en acciones conjuntas con el Ayuntamiento de Zaragoza para garantizar la seguridad en el autobús. La última mejora ha sido la colocación de cámaras de conteo que permiten conocer el aforo real que se registra en cada momento en los vehículos. De esta manera, se puede tomar de forma objetiva la decisión de no permitir el acceso al bus una vez alcanzado el nivel máximo de ocupación. 

En relación a la calidad del aire e impulsado por el Ayuntamiento, se ha realizado recientemente un estudio por parte de expertos de la Universidad de Zaragoza que avala que el uso del autobús no supone riesgos añadidos de contagio para sus viajeros. Como medida complementaria, en toda la flota se están sustituyendo las mantas filtrantes por un modelo más avanzado que mejora en un 50 % los resultados del anterior. 

ATENCIÓN AL USUARIO

La oficina de atención al cliente de Avanza, ubicada en el centro comercial El Caracol, ha permanecido abierta desde el inicio de la crisis sanitaria, ampliando horarios para evitar aglomeraciones, filas y esperas.

De forma paralela se ha incrementado la oferta de trámites que pueden realizarse online para evitar desplazamientos, como las recargas de títulos de transporte y abonos bonificados. En este sentido también se han mejorado las funcionalidades de la web (zaragoza.avanzagrupo.com) para poder ofrecer información actualizada sobre los puntos de venta y recarga de la tarjeta bus, o sobre el mapa de líneas. 

La incorporación del billete sencillo digital a la aplicación de Avanza Zaragoza es otra de las novedades en materia online. De esta forma se evita el contacto físico con el dinero ya que los billetes se compran antes de acceder al autobús y se validan al subir, escaneando un código QR. 


Publicidad


Otra iniciativa de Avanza dirigida a ofrecer un servicio de calidad a sus clientes se llevó a cabo durante la desescalada, con campañas de información sobre la seguridad en el transporte público. Para ello, se habilitó un servicio de coaching online, donde se resolvían en directo, a través de Youtube, las dudas e inquietudes de los usuarios.

Publicidad