Domingo, 03 de Julio de 2022

Los primeros autobuses urbanos de la concesionaria Avanza-Zaragoza se podrán recargar a partir de septiembre de este año, con la energía generada en la subestación Torre Olivera, de Endesa X, que ha iniciado la ampliación de su potencia para llegar a los 20 megavatios. En esta primera fase se necesitarán 5 megavatios que llegarán a las cocheras de Avanza-Zaragoza mediante la construcción de una línea eléctrica de 45 kilovatios de 1,5 kilómetros de longitud.

Asimismo, en las dependencias de cocheras se instalará una red interior de distribución de media tensión y sus transformadores para los cargadores individuales. En concreto se ha previsto colocar 75 cargadores, de los que 37 serán de 100 kilovatios para los autobuses de 12 metros de largo y 38 cargadores de mayor potencia, hasta 150 kilovatios, para los articulados de hasta 18 metros, cuya batería tiene más capacidad y peso. Además, se habilitará un cargador adicional semirrápido de 300 kilovatios para atender necesidades imprevistas.

TODA LA FLOTA

Todos estarán integrados en la plataforma de gestión inteligente Smart Charging de Enel X. En este proyecto Endesa X invierte 3 millones de euros y otros 6 millones Avanza. La previsión es que el 20 por ciento de los autobuses sean eléctricos en 2023, hasta las 68 unidades, pero la ampliación de la potencia de esta subestación de Endesa X permitirá abastecer a los 355 vehículos de la flota.

De los primeros 68 autobuses eléctricos suministrados por Avanza y fabricados por la empresa Irizar, 51 serán de 12 metros de largo y 17 vehículos de 18 metros que se sumarán a los 4 eléctricos que ya prestan servicio. Los puntos de recarga permitirán suministrar energía en un tiempo que oscilará entre las 3 y las 1,5 horas y las baterías de los autobuses tendrán autonomía para una jornada estimada en 3.220 kilómetros de recorrido y podrán prestar servicio en cualquier línea.

Este proyecto de electrificación del transporte público es el más grande de España tanto por el volumen de vehículos a los que afecta como por el objetivo de convertir a Zaragoza en una ciudad sostenible y neutra en movilidad urbana en 2030. Esta inversión está incluida en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, financiado por la Unión Europea dentro de los fondos NextGenerationEU.

El inicio de las obras ha tenido lugar este jueves junto a la subestación de Torre Olivera y ha contado con la presencia del alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón; la consejera municipal de Servicios Públicos y Movilidad del Ayuntamiento de Zaragoza, Natalia Chueca; el director de Avanza Zaragoza, Guillermo Ríos; el director general de Endesa en Aragón, Ignacio Montaner; y el responsable de B2G de Endesa X, Juan Garrigosa, acompañados de los responsables técnicos.

En declaraciones a los medios de comunicación, el alcalde ha explicado que el Ayuntamiento de Zaragoza, Endesa y Avanza “han trabajado con previsión” para atender las necesidades del futuro y no volver a invertir, además de que supone disponer de una tarifa “competitiva con un mejor precio de la energía”. Azcón ha subrayado que esta obra “ratifica el buen trabajo del Área de Movilidad” al argumentar que si Zaragoza puede presentar proyectos a la UE y recibir fondos es porque “se tomó una decisión estratégica en la movilidad del futuro antes de que se convocaran los fondos europeos y eso explica que se haya logrado el máximo”.

COMPARATIVA

Los 20 megavatios que generará la subestación equivalen a la energía de 6 aerogeneradores, que es el consumo de 6.500 viviendas que supone el de 18.000 personas, ha comparado. Uno de los aspectos más destacados del proyecto es la sostenibilidad con el medio urbano, debido al importante ahorro en la emisión de gases contaminantes, ha añadido Azcón. Entre los datos que ha aportado ha dicho que sustituir cada autobús diesel por otro eléctrico supone un ahorro de 1.700 toneladas de CO2 emitidas a lo largo de su vida útil. Se calcula que, cuando toda la flota esté sustituida por vehículos eléctricos, Zaragoza ahorrará más de 621.000 toneladas de emisiones de CO2.

El director de Avanza Zaragoza, Guillermo Ríos ha comentado que este proyecto supone un “cambio absoluto de modelo en el transporte público” y ha destacado que es un “ejemplo de colaboración público-privada impulsado por el Ayuntamiento de Zaragoza que tiene claro donde ir en movilidad”. Por su parte, el director general de Endesa en Aragón, Ignacio Montaner, ha dicho que la descarbonización de la movilidad urbana, a partir del transporte público, “debe ser una prioridad absoluta y requiere un esfuerzo masivo de los sectores público y privado”. Tras asegurar que es un proyecto pionero en España y “me atrevería a decir que en Europa”, ha agregado que ciudades como Zaragoza, que “con firmeza y compromiso han iniciado un ambicioso camino hacia la electrificación de su transporte urbano, son un espejo donde mirarse en España”.

SUBIDA DE PRECIOS DEL CARBURANTE

Respecto a la subida del precio de los carburantes, el alcalde ha dicho que afecta a todo el Ayuntamiento y se “dispara el coste del consumo” de la depuración y de los vehículos de la Policía Local y de la propia energía que consume el consistorio “como a cualquier familia y hace que estemos extraordinariamente preocupados”.

Azcón ha apuntado que ante el precio desorbitado que tiene la energía y que “tiene pinta de que seguirá” el Ayuntamiento ha tomado medidas para ahorrar en equipamientos municipales. “Como cualquier familia se van tomar medidas y trabajamos en más medidas de ahorro energético porque el drama del aumento de la energía los sufren las familias y todas las administraciones”.

La idea, ha avanzado, es que con las medidas que se adopten se ahorren 500.000 euros mensuales y entre ellas figura el reducir un grado la climatización, cerrar la ventanas cuando finalice la atención al público, entre otras para y ayudar a ahorrar porque al “estar desbocado el precio de la energía es lo más sensato”.

Publicidad