Domingo, 02 de Octubre de 2022

En plena Semana Europea de la Movilidad, HOY ARAGÓN habla con Natalia Chueca, consejera de Servicios Públicos y Movilidad del Ayuntamiento de Zaragoza, sobre el presente y el futuro de la movilidad en la ciudad.

PREGUNTA: ¿Por qué Zaragoza es un referente en materia de movilidad?

R. En primer lugar porque la situación de partida de Zaragoza es privilegiada. Es la única ciudad de este tamaño en la que el 50% de los desplazamientos son peatonales. Un 24% son en transporte privado y el restante porcentaje, en público. Es decir, que frente al 35% de emisiones de gases que produce el transporte público en otras ciudades, en Zaragoza es del 25%. En este sentido, desde el Ayuntamiento apostamos por la sostenibilidad presente y futura.


Publicidad



Publicidad


PREGUNTA. ¿Cuáles son los últimos avances en materia de movilidad?

R. Para la descarbonización total del transporte urbano hemos comprado buses eléctricos que, a lo largo de su vida útil, supondrán un ahorro de 620.000 toneladas de CO2 y mejorarán los ratios de la movilidad sostenible. También se han adquiridos dos nuevos convoyes de tranvía. En paralelo, se trabaja en mejorar todas las infraestructuras de la ciudad para que Zaragoza sea 100% ciclable (para bicis y patinetes). Estos modos de movilidad personal nuevos son ejemplo de la movilidad del siglo XXI, que pone en el centro a las personas y surgen como una alternativa más para poder dejar el vehículo privado en casa. Así, el coche no es el protagonista, sino una opción más que convive con el resto de modos. Con estas mejoras se está consiguiendo es que el usuario elija el transporte público por convicción y no por imposición.

PREGUNTA. Más allá del transporte, ¿en qué otros ámbitos se puede trabajar la movilidad?

R. La movilidad son varios conceptos, como el peatonal. Zaragoza es ya casi un ejemplo de  la ciudad de los 15 minutos, la última corriente de ordenación urbana en Europa. En ese tiempo puedes llegar andando al 80% de los sitios y desde el Ayuntamiento trabajamos para que las calles sean más amplias y verdes, para que haya espacios donde estacionar bicis, patinetes y motos… En los dos últimos años hemos hecho un gran esfuerzo para que la movilidad personal, sobre todo en bici y patinete, sea más fácil. En este sentido, se sigue ampliando la red de carril bici y cada vez hay más ciclocarriles, los carriles calmados donde conviven estos medios de transporte con los coches.  Por otro lado, también se ha puesto orden en la movilidad compartida. Dentro del caos de los patinetes y bicis de alquiler se han licitado los contratos y se han dejado solo a dos agentes con ciertas condiciones de explotación, como que solo se pueda aparcar en los lugares habilitados para ello. Con todas estas medidas se está generando un ecosistema muy favorable para que el ciudadano tenga muchas alternativas de movilidad.

PREGUNTA. ¿Es así como redunda todo esto en el ciudadano?

R. Desde luego. La población pide tener mejor calidad de vida y contar con una movilidad bien conectada y con costes y tiempos reducidos se la da. Quien vive en Zaragoza tiene menores tiempos y costes de desplazamiento en su día a día que los habitantes de otras ciudades del mismo tamaño donde por distintos motivos hay más atascos o no están preparadas para desplazarse en bici o en patinete. Además, gracias a la movilidad están viniendo nuevas empresas, se invierte en Zaragoza, se contrata personal cualificado y esto genera empleo y riqueza en nuestra ciudad. Al final, todo redunda en beneficio para el zaragozano.


Publicidad


PREGUNTA. Estamos en la Semana Europea de la Movilidad. ¿Puede participar el ciudadano en esta gran fiesta?

R. Durante todos estos días se están celebrando distintas actividades dentro de un programa que se ha ideado tratando de que todos los modos de movilidad en Zaragoza tengan su sitio. Todos los ciudadanos elegimos desplazarnos de una forma u otra según el momento, todos podemos ser unas veces peatón, otras ciclista y otras conductor. Lo importante es que haya una buena convivencia entre todos. Por eso, esta semana hay un día dedicado a cada modalidad: tenemos Zaragoza camina; se ha organizado una marcha ciclista familiar, los vehículos de movilidad compartidas son gratis el miércoles, hay un día sin coches… Al final entendemos la movilidad sostenible como convivencia y como la descarbonización en todos los ámbitos.

PREGUNTA. ¿Cuáles son los próximos retos?

R. Seguimos trabajando para cumplir con el objetivo de que Zaragoza sea climáticamente neutra. Para ello, nos centramos en que el bus y el tranvía sean 100% eléctricos y tengan cero emisiones. El tranvía ya lo es y con la nueva flota de autobuses iremos consiguiendo esa transformación. Al mismo tiempo, estamos haciendo que Zaragoza sea un referente en todos los aspectos de innovación y movilidad. En la ciudad se están desarrollando programas piloto de movilidad autónoma, tanto de mercancías con robots como de transporte público en bus y en tranvía. En cuanto a movilidad aérea, con Hera Dron Hub somos la primera ciudad europea que facilita la experimentación con drones. Y esta misma semana se acaba de presentar aquí el tren futurista Hyperloop.

Todo esto pone a Zaragoza en el mapa nacional y europeo y es gracias, por un lado a las buenas condiciones que se dan en la ciudad, y por otro, a la apertura del equipo de Gobierno. La colaboración público privada es muy importante y nosotros ponemos la alfombra roja y damos todas las facilidades para que las empresas y operadores que piensan en la movilidad del futuro pongan las ojos aquí. Aquí abrimos las puertas a la innovación, tenemos talento y apostamos por la tecnología. Por eso, la movilidad del futuro se está diseñando en Zaragoza.

Publicidad