Jueves, 16 de Septiembre de 2021

El abogado del Ayuntamiento de Sijena, Jorge Español ha decidido personarse como acusación particular en el proceso penal contra los exconsejeros catalanes de Cultura, Santi Vila y Lluis Puig, por no devolver los bienes del Monasterio de esta localidad. El letrado ha decidido registrar su petición en el Juzgado de Instrucción número 3 de Huesca, tras el anuncio de hace unas semanas por parte del Ayuntamiento de Sijena de retirarlo del caso, aunque finalmente el Consistorio dio marcha atrás y decidió que siguiera como letrado. No obstante, Español ha decidido mantener su solicitud para ejercer la acusación también en su propio nombre porque quiere asegurarse de que tanto Vila como Puig tengan una pena adecuada al delito cometido.

Así lo ha dicho el abogado, que ha apuntado que “en vista del enorme interés que ha tenido el PSOE en quitarme del medio para que Santi Vila y Lluis Puig se vayan de rositas con unas penas de multa que son las que se impondrían a un trabajador molesto, no me ha quedado más remedio que personarme a nivel individual y privado como acusación particular, para que estos señores reciban una pena adecuada al presunto delito que han cometido”.

Español teme “una maniobra” de última hora del PSOE para secundar la petición del fiscal y ha manifestado que “el empeño que tiene el PSOE en que estos señores, que han desobedecido a la autoridad judicial y que no han entregado las piezas de Sijena, salgan lo más beneficados posible en el proceso penal no va conmigo y no me fío”, pero “ya se pueden olvidar porque estos señores van a pagar hasta el último céntimo que tengan que pagar”.

El letrado ha considerado que las penas de cárcel terminan por convertir en “mártires” a los líderes del ‘proces’ y está convencido de que lo verdaderamente disuasorio son las multas económicas que tienen que ser adecuadas al nivel de ingresos que tanto Vila como Puig tenían como consejeros de la Generalitat de Cataluña. En este punto ha dicho que está seguro de “que el juez no les va a imponer las penas de multa que solicita el fiscal que, con todo respeto, a mi no me parecen adecuadas ni justas” y “por lo tanto, las penas que pide el Ayuntamiento creo que son mucho más justas y más adecuadas al nivel económico de estas personas”.

Como abogado de Sijena, Español pide para cada uno de los dos exconsejeros catalanes 11 meses de multa, a 200 euros diarios, lo que supone 99.000 euros para Vila y 66.000 para Puig, así como dos años de inhabilitación. Además, para el primero solicita por un delito de usurpación de atribuciones judiciales 11 meses de prisión y una multa de 63.000 euros.

Frente a esto la Fiscalía pide para ambos dos años de inhabilitación por un presunto delito de desobediencia a la autoridad judicial y multa de 18 euros diarios durante 11 meses. Una cantidad “ridícula” en opinión de Español, que cree que “los delitos cometidos no deben quedar impunes”.

Publicidad