Jueves, 23 de Septiembre de 2021

No hay duda de que el cáñamo se ha convertido en los últimos años en una de las materias primas más valoradas en cosmética. Esta planta, que es una subespecie del cannabis (Cannabis sativa subsp sativa), ofrece poderosos beneficios para la salud y conviene no confundirla con la planta de la marihuana (Cannabis sativa subsp indica).


Publicidad


Recordemos que la planta usada como droga tiene un alto contenido en THC (Tetrahidrocannabidiol), el compuesto químico que produce efectos psicotrópicos, mientras que el cáñamo industrial, apenas lo tiene (menos de un 0,2%). En cambio, sí tiene un alto contenido en CBD (Cannabidiol), con enormes propiedades terapéuticas.

¿ACEITE DE CÁÑAMO O CBD? QUÉ ES CADA UNO

De la misma manera que no podemos confundir cáñamo con marihuana, tampoco podemos confundir el aceite de cáñamo con el de CBD. El aceite de cáñamo se extrae de las semillas y no contiene CBD, por lo que no proporciona los beneficios de ese compuesto. En cambio, el aceite CBD se extrae principalmente de las flores del cáñamo y de otras partes de la planta y, como su propio nombre indica, sí contiene CBD.

¿POR QUÉ SON COMPATIBLES?

A pesar de que son aceites distintos, son perfectamente compatibles. El aceite CBD es un aceite esencial, es decir, muy puro, pero también muy volátil y fuerte. Por tanto, requiere de un aceite portador que permita su conservación y su aplicación directa sobre la piel.


Publicidad


Y aunque es habitual realizar la mezcla del aceite de CBD con el de oliva, el de almendra o el de coco, hay algunos productores que apuestan por mezclarlo con el aceite de semillas de cáñamo. De esta manera, se consigue un resultado procedente al completo de esta planta, multiplicando así sus beneficios naturales.

BENEFICIOS DEL ACEITE DE CÁÑAMO + CBD

Y ya que mencionamos los beneficios de esta mezcla basada en esta subespecie del cannabis, enumeramos los principales a continuación, sobre todo los relacionados con el CBD:

1.Promueve la relajación y evita el estrés: se trata de un beneficio asociado a los terpenos naturales, que son compuestos orgánicos presentes en el cáñamo

2. Ayuda a conciliar el sueño: un beneficio relacionado con la relajación que mencionábamos anteriormente. Además, podría favorecer que ese sueño sea de mayor calidad

3. Reduce el dolor muscular y articular, pudiendo ejercer de alternativa o complemento a los analgésicos

Por otro lado, hay otros beneficios asociados al CBD cuando se suministra en formato de medicamento en entornos hospitalarios y en el contexto de estudios de investigación.

Principalmente, su acción anticancerígena, la reducción del daño cerebral agudo y el buen comportamiento contra enfermedades cardiovasculares.

En cualquier caso, conviene recordar que estos aceites no se pueden emplear como terapia ante este tipo de problemas de salud y que los especialistas médicos son los encargados de indicar si son adecuados o no en cada caso.

Publicidad