Domingo, 24 de Octubre de 2021

El Gobierno de Zaragoza, los grupos municipales y los vecinos han llegado a un acuerdo para consensuar las actuaciones concretas del Plan Especial de Protección y Mejora de Zamoray-Pignatelli, que se podrían aprobar en diez días y que permitirán adoptar obras de regeneración urbana y acciones en los inmuebles y en vivienda pública.

El consejero municipal de Urbanismo, Víctor Serrano, y representantes de los grupos municipales del Ayuntamiento de Zaragoza, junto a los vecinos de esta zona del distrito del Casco Histórico han mantenido una reunión.

Víctor Serrano ha dicho: “En líneas generales todos estamos de acuerdo y los vecinos son conscientes y conocen la situación. Nos están mirando y exigiendo que actuemos ya y no dejar el Plan a futuro y ese es también mi papel de consejero municipal de Urbanismo para que la voluntad de los vecinos esté acompañada de impulso político”.

En declaraciones a los medios de comunicación, Serrano ha agradecido a todos los grupos que hayan cedido en sus posiciones para alcanzar el consenso. “De la obligación de escuchar a los vecinos se podrá avanzar en el Plan especial y en 20 viviendas de rehabilitación en el entorno de Zamoray que llevará a cabo Zaragoza-Vivienda”, ha explicado. La reunión –ha señalado– tenía por objetivo “desatascar” las obras y al respecto ha precisado: “Creo que vamos por muy buen camino y salgo francamente satisfecho”.

EXIGENCIA

El portavoz del grupo municipal de VOX, Julio Calvo, ha recordado que la partida de 2 millones para esta zona es “fruto de una enmienda de VOX, puesto que el Gobierno PP-Cs pretendía destinarlo para el entorno de la Iglesia de San Ildefonso en un primer momento”.

Ha propuesto que el Ayuntamiento adquiera “aquellos inmuebles cuyos propietarios están deseando desprenderse de ellos“, para “rehabilitarlos” y construir viviendas de alquiler, “pero no de alquiler social”.

Horacio Royo del PSOE ha reclamado que de los 2 millones de euros sin ejecutar este año la mayoría se destine a comenzar a adquirir solares vacíos y abandonados para que sea el primer paso de las condiciones de mejora de la vivienda.

Por parte de Podemos, Fernando Rivarés, ha avanzado que exigirá vivienda pública que permita a los jóvenes, aunque no solo a este segmento de la población, una vivienda “digna a precio asequible” y que el barrio reciba nueva población.

Publicidad