Jueves, 16 de Septiembre de 2021

La Junta de Seguridad previa al Gran Premio TISSOT de Aragón de Moto GP ha celebrado este jueves, 2 de septiembre, en las instalaciones de Motorland, su tercera y última reunión, en la que se han ultimado los detalles de todos los dispositivos de seguridad que se activarán durante el fin de semana.


Publicidad



Publicidad


El vicepresidente y presidente de Motorland Aragón, Arturo Aliaga, ha querido destacar y agradecer especialmente “el trabajo, el esfuerzo, la implicación y la disponibilidad que han mostrado en la preparación de este dispositivo los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y en la labor que realizarán durante los días del Gran Premio”.

Aliaga ha incidido también en que en todo momento ha primado la seguridad de las personas y la “prudencia” en la toma de decisiones del Gobierno de Aragón, ha explicado el Ejecutivo en una nota de prensa. El dispositivo de este año tiene como prioridad el cumplimiento de las medidas sanitarias de las personas que acudan al circuito alcañizano durante el viernes, sábado y domingo, así como su seguridad.

EL PLAN

Con esta finalidad, en Motorland y su entorno se pondrá en marcha un plan de servicio operativo, con más de doce especialidades distintas de apoyo y seguridad civil. Habrá refuerzos en Tráfico, Guardia Civil y Policía Local para controlar los accesos al circuito y su entorno. La Dirección General de Tráfico dispone además de dos helicópteros, uno con radar Pegasus y otro con toma de imágenes.


Publicidad


Además, el helicóptero medicalizado del 112 estará ubicado junto al centro médico de Motorland, preparado en todo momento para hacer cualquier intervención de urgencia. El Gobierno autonómico ha subrayado que el dispositivo y la organización del Gran Premio permitirán proyectar la imagen de Aragón, que se convertirá durante el fin de semana del 10, 11 y 12 de septiembre en el centro de la competición de motociclismo más importante del mundo.

Las 19.992 entradas del Gran Premio se pusieron a la venta el pasado 3 de agosto y desde entonces se ha vendido la mitad del aforo permitido.

Publicidad