Lunes, 08 de Agosto de 2022

Hay veces que la estupidez no tiene límites. Y así lo ha constatado el jefe del Estado Mayor de la Guardia Civil, el general José Manuel Santiago, con un hecho lamentable que se ha dado lugar en Huesca.

El responsable de la benemérita ha dado parte esta mañana del número de actuaciones llevadas a cabo para garantizar la seguridad ciudadana en aplicación del estado de alarma decretado por el Gobierno de España.


Publicidad


Sin embargo, a juicio del jefe del Estado Mayor de la Guardia Civil, el caso más grave que ha registrado la benemérita en las últimas horas por un aviso falso que ha detraído recursos de la Guardia Civil se ha localizado en la capital de Huesca.

Según ha explicado en la rueda de prensa diaria en el Palacio de la Moncloa, la Guardia Civil recibió hace pocos días una llamada de una vecina de Huesca que alertó de que un bar de la capital estaba abierto con un nutrido grupo de gente. 

E incluso, según ha relatado, la vecina de Huesca aseguró que una de las personas que estaban en el bar estaba contagiado por coronavirus. En ese instante, una patrulla de la Guardia Civil se personó en el bar señalado constatando que la persiana del establecimiento estaba bajada y sin nadie dentro del local.


Publicidad


Por todo ello ha querido pedir a la ciudadana que no se lancen falsos avisos a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado porque “se desvían los recursos para los que lo necesitan de verdad”.

Publicidad