Domingo, 26 de Septiembre de 2021

La consejera de Sanidad del Gobierno de Aragón, Sira Repollés, ha planteado este viernes la posibilidad de administrar la vacuna de AstraZeneca a las personas entre 60 y 75 años. Una aclaración que ha hecho en el pleno de las Cortes de Aragón donde considera que, desde los 60 en adelante hasta los 75, son susceptibles de ser vacunados con AstraZeneca.

La propuesta del Ministerio de Sanidad afirmó en un inicio que hasta los 69 años pero, según fuentes del Departamento de Sanidad aragonés, se permite también aumentar hasta los 75 años.

En pleno lío de la vacunación de esta controvertida vacuna por los casos muy puntuales de trombos en una muestra de millones de vacunas, cada autonomía está planteando su propio criterio científico para el proceso de vacunación de AstraZeneca.


Publicidad


Este desajuste de criterio surge tras desaconsejar por parte la Agencia Europea del Medicamento (EMA) su uso en menores de 60 años tras un dictamen sobre varios casos raros muy puntuales de trombos aparecidos en varios países europeos, ya que la seguridad de las vacunas está más que contrastada porque los beneficios son de millones respecto a casos raros de efectos secundarios en menos de 300 personas.

Sin embargo, la Comisión de Salud Pública decidió que una vez se concluya la vacunación con AstraZeneca a las personas de entre 60 y 65 años ahora en marcha, se prosiga con las del grupo de 66 a 69. Lo que en Aragón será hasta los 75 años.

Según ha indicado el Gobierno de Aragón, la Comisión de Salud determinó que con la información disponible, y por el principio de precaución, “se recomienda en este momento utilizar la vacuna Vaxzevria (nombre comercial de AstraZeneca) en personas a partir de los 60 años de edad (nacidos en 1961 o antes)”.

Las mismas fuentes recuerdan que la opción de vacunación no está abierta para el grupo de edad de 70 a 75 años y que se podría usar AstraZeneca, pero “se irá viendo en función de la llegada de vacuna, aunque de momento lo previsto es usar Pfizer”.


Publicidad


La consejera ha apuntado además que de momento han quedado suspendidas las segundas dosis con AstraZeneca pendientes para menores de 60 años, pero a su juicio no supone un problema porque con la primera se puede generar “mucha inmunidad y se pueden administrar un poquito más tarde”, y afecta solo a personal esencial.

La consejera ha insistido en que todas las vacunas son seguras y que lo ocurrido con esta vacuna “demuestra que el sistema de vigilancia funciona”.

Publicidad