Martes, 07 de Diciembre de 2021

La consejera de Sanidad del Gobierno de Aragón, Sira Repollés, tiene claro que la implantación del certificado Covid en algunas actividades sociales incentivaría la vacunación en las franjas de edad donde las tasas de vacunación no son tan altas. De esta manera, y a pesar de la petición de alegaciones por parte del Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) al propio gobierno aragonés y a la Fiscalía para conocer sus razones de cómo y porqué quieren implantar el pasaporte Covid, el Departamento de Sanidad del Gobierno de Aragón sigue buscando las herramientas jurídicas necesarias para poder implantar el pasaporte COVID. Su obligatoriedad estaría recogida para acceder a celebraciones, ocio nocturno y espectáculos multitudinarios de más de 500 personas.

La providencia del TSJA argumenta que la petición de autorización del Gobierno autonómico para poder emitir una orden que recoja ese certificado es una decisión de la Administración por lo que podría existir un posible vicio de inconstitucionalidad del artículo 10.8 de la Ley reguladora de la Jurisdicción Contencioso-administrativa. Un extremo que no sorprende al entorno de la Consejera de Sanidad y, como ella admitió el pasado lunes, hay una petición anterior realizada por el gobierno aragonés procedió de la misma manera.

La titular de Sanidad precisó que, en estas circunstancias, “y tal y como ha manifestado el mismo TSJA, tendremos que arbitrar las herramientas jurídicas necesarias para poder trasladar las medidas que consideramos necesarias” con el objetivo de “controlar” la pandemia del coronavirus en la población.

La consejera agregó que el Ejecutivo está estudiando la providencia y “desde este mismo momento nos estamos poniendo en marcha para establecer” esas medidas, que no sería deseable que se demorasen y ha confiando en poder disponer de ellas antes de tres semanas.

LAS MEDIDAS IMPRESCINDIBLES

Repollés explicó que las actuaciones para frenar los contagios “están claras” y, además de la intensificación del rastreo de los casos y sus contactos y del uso de la mascarilla y de mantener la distancia de seguridad, “lo más importante” es la vacunación contra el COVID-19 y la solicitud del pasaporte COVID “es un incentivo” en este sentido, “una medida altamente recomendable en estos momentos de la pandemia”.

El pasaporte o certificado COVID se obtiene tras haber completado la pauta completa de vacunación contra la COVID-19, con un certificado de recuperación o con prueba diagnóstica negativa –PCR o test de antígenos–.

Por otra parte, ha descartado adoptar otro tipo de limitaciones ante el aumento de casos. “Nunca en esta pandemia podemos dar nada por sentado, ni ser taxativos, pero no nos planteamos ninguna otra restricción“, ha apostillado.

Publicidad