Domingo, 14 de Agosto de 2022

La consejera de Presidencia, la socialista Mayte Pérez, descartó ayer martes que las elecciones generales el 10 de noviembre puedan generar fricciones en el Gobierno de Aragón cuatripartito con Podemos, CHA y PAR, porque su objetivo es la defensa de los intereses de la Comunidad.


Publicidad


“Cada día nos desayunamos con que hay un elemento que puede generar fricciones y desestabilizar a este Gobierno”, puntuó la portavoz del Ejecutivo, para quien cuantas más amenazas haya, “más fuerte” tienen que hacer a las cuatro fuerzas políticas.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, Pérez hizo hincapié en que las cuatro fuerzas han construido un proyecto político basándose en los intereses de Aragón y de los aragoneses, y en que todo aquello que pueda afectar a ese objetivo, en relación con las alianzas y coaliciones que puedan conformarse para concurrir a las generales, “se debe dejar al margen”.

Así, subrayó que la convocatoria electoral se inicia para todos y que la ley electoral tiene los mecanismos suficientes para permitir que distintas iniciativas puedan presentarse a la convocatoria, e insistió en que “con el máximo respeto” se tiene que asumir.


Publicidad


El objetivo del cuatripartito son las 132 medidas pactadas y eso es lo que seguirán “al pie de la letra”, defendió la consejera, quien remarcó que este nuevo periodo electoral “en absoluto” paralizará la acción del ejecutivo aragonés, como tampoco lo hicieron las diversas citas electorales la pasada legislatura.

Si así hubiera sido, puntualizó, el Gobierno de Aragón habría tenido que hacer un balance “bastante pobre” del mandato.

Publicidad