Sabado, 22 de Enero de 2022

La consejera de Sanidad del Gobierno de Aragón, Sira Repollés, ha indicado que, ante el aumento de casos de coronavirus, no se descarta “incrementar el tipo de establecimientos” donde se solicite el pasaporte COVID para poder acceder a ellos. En principio, desde la consejería de Sanidad se trabaja en fijar el pasaporte COVID para la hostelería, sin determinar en qué condiciones o qué tipo de establecimiento hostelero, y también aumentarlo a los hoteles y los gimnasios. Es la línea de trabajo que está marcando la consejería de Sanidad del Gobierno de Aragón y su posición final la tendrá decidida en menos de una semana, según detallan fuentes conocedoras.

En estos momentos, es obligatorio para el ocio nocturno, las celebraciones y los eventos multitudinarios, una media sobre la que Repollés se ha mostrado cada vez más convencida “de que está siendo una solución adicional importante y con una repercusión sobre las vacunaciones y la creación de espacios donde exista una menor transmisión”.

También ha comunicado que están preparando los informes para el Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) con el objetivo de tener “bien documentadas todas las circunstancias en que pudiese haber dudas” respecto a la normativa que ha permitido implantar el certificado COVID. “Todos los requerimientos que el TSJA hace a Salud Pública los cumplimos” y ahora se está trabajando “más intensamente” para aportar esos informes, ha dicho Repollés.

MÁS VACUNACIONES

La consejera ha señalado que cuando se publicó la normativa sobre el pasaporte COVID en Aragón, la semana pasada, “se incrementó el número de personas que requirió la vacunación” y en un día se administró un número que fue “prácticamente el mismo que la semana anterior”.

Por eso, ha opinado que el certificado COVID “es vital y básico para acabar con la pandemia y para incentivar la vacunación” y ha confiado en que se produzca un aumento “exponencial” sobre las personas que lo hagan en las próximas semanas”. No obstante, ha aclarado: “Sabemos que el efecto es limitado a aquellas personas que estaban perezosas o no habían encontrado el momento” y siempre “nos quedará un banco de personas que no vamos a poder vacunar porque no son partidarias, se den las circunstancias que se den”.

Repollés ha incidido en que las medidas que hay que impulsar en estos momentos para luchar contra el coronavirus son la vacunación e incentivar la existencia de espacios donde no haya transmisión y “la interacción se produzca entre personas vacunas o que no tengan la enfermedad activa en ese momento”.

VACUNÓDROMOS

Sobre la posibilidad de abrir espacios de vacunación masiva, los llamados vacunódromos, la titular de Sanidad ha esgrimido que si no se cumple sus previsiones semanales, podrían ponerse en marcha. Tal y como ha detallado, el sistema de vacunación mediante autocita en los centros de salud “es el más equitativo para el territorio”, pero “siempre es susceptible de cambiar, según las necesidades”.

Ha contado que su previsión es que desde ahora hasta el 22 de diciembre, “consigamos, con autocita, vacunar a todas las personas mayores de 60 años con la tercera dosis adicional” y con la segunda dosis a las personas inmunizadas con Janssen, suero que se administró con una única dosis.

En todo caso, ha continuado Repollés, “si vemos, semana a semana, que no se está cumplimiento” la previsión y “tenemos que establecer puntos de vacunación masiva, así lo haremos” puesto que ya hay “arbitrados” lugares donde podrían instalarse y también “cómo articularlos”.

Ha aportado el dato de que la semana pasada se administraron 100.000 dosis, cifras que se daban en el mes de julio, si bien en este caso 50.000 han sido de la vacuna contra la COVID-19 y 50.000 contra la gripe, puesto que también está en vigor la campaña de vacunación contra esta última enfermedad.

VACUNAR A MENORES

La consejera ha manifestado que será esta semana cuando se apruebe en España la vacunación para menores de entre 5 y 11 años, después de que la Agencia Europea del Medicamento (EMA) “ya se pronunciara sobre su conveniencia”.

Ha precisado que los trámites “están en marcha” e implican recibir el visto bueno de la Ponencia de Vacunas, de la Comisión de Salud Pública y del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, sobre los que no cree que vaya a haber ningún problema.

Respecto a la ampliación de la administración de la tercera dosis a partir de los 40 años, la consejera ha recalcado que el Departamento sigue las recomendaciones de la EMA, de la Ponencia de Vacunas y de Salud Pública y “si se decide ir disminuyendo la edad a la que se inocula una dosis de refuerzo, lo haremos tal y como lo digan” estos dos últimos órganos.

VARIANTE ÓMICRON

Repollés se ha referido a la nueva variante Ómicron del virus y ha sostenido que cada vez que ha aparecido una nueva cepa “hemos tenido la misma impresión”, con “mucha alarma”, como ocurrió cuando apareció la británica, igual que con las Delta y Delta plus, “que nos supuso mucho estrés”.

Ha considerado “lógico” que en los lugares donde hay menos vacunación sea “donde hay más mutaciones y aparezcan cepas nuevas”, pero, por el momento, en el caso de Ómicron, “parece ser que la intensidad de la enfermedad y la gravedad no es mayor”.

En todo caso, ha estimado conveniente “estar alerta”, ser “cuidadosos” y “establecer todas las medidas necesarias y documentarnos científicamente sobre qué características tiene la cepa”, para aclarar que, en Aragón, el 99,9 por ciento de los casos son de la variante Delta y “no tenemos evidencia” de la presencia de Ómicron, “pero seguiremos intensificando las secuenciaciones” del virus para detectarla, si aparece.

Publicidad