Jueves, 24 de Septiembre de 2020

La Asociación de afectados por las riadas de la cuenca del Ebro (Asafre) insta a las administraciones a revisar los planes de cuenca y a prestar atención a los ribereños, que son quienes realmente conocen el río, para llevar a cabo la limpieza del cauce y minimizar los efectos de las crecidas.


Publicidad


Apunta la asociación en un comunicado que el verano es la mejor época para realizar obras de mantenimiento y reparación en los cauces de los ríos por el bajo nivel del agua y que, sin embargo, son “mínimas” las tareas que se han realizado al respecto este año.

Coincide que ya en junio de este mismo año, las principales asociaciones de afectados por las riadas del río Ebro solicitaron al Gobierno de Aragón la realización de los trabajos de limpieza y reparación en los cauces de los ríos aprovechando la llegada del verano, ya que el bajo nivel del agua facilita bastante estas labores. Sin embargo, pocos meses después no se ha atendido la reclamación.

Según Asafre, “urge por tanto la ejecución de estas tareas en el cauce del río Ebro cuanto antes para evitar los problemas que surgen durante las crecidas” y recuerda que tras cinco años de protestas no está dispuesta “a dejar pasar ni una más”.

La asociación lamenta que el plan director y los planes hidrológicos no atienden las necesidades reales de la población y resalta la necesidad de que quienes están en los cargos relacionados con esta cuestión la conozcan “a fondo”.

Publicidad