Miércoles, 18 de Mayo de 2022

La consejera de Sanidad del Gobierno de Aragón, Sira Repollés, ha anunciado este viernes que a partir de este domingo, 12 de diciembre, a las 00.00 horas, será obligatorio la presentación del pasaporte COVID, a partir de los 12 años de edad, para acceder a establecimientos con aforos iguales o superiores a 50 personas en hostelería y restauración, salas de juego y apuestas.

En el caso del ocio nocturno y locales similares se requerirá el certificado a partir de las 21.00 horas independientemente del aforo. La medida, que se publicará este viernes, 10 de diciembre, en el Boletín Oficial de Aragón (BOA), estará en vigencia hasta el 8 de enero de 2022, a las 00.00 horas, con posibilidad de que se prorrogue según la situación epidemiológica del momento, ha aclarado Repollés.

En este sentido, será necesario presentar un justificante de la pauta completa de vacunación; de recuperación de la infección por SARS-CoV-2 hasta 180 días después del diagnóstico; o prueba diagnóstica de infección activa negativa realizada por profesionales sanitarios en centros o establecimientos autorizados en las últimas 72 horas en caso de PCR o 48 horas en caso de test rápido de antígenos.

Así, será obligatorio presentar este documento en: celebraciones nupciales, comuniones, bautizos, confirmaciones y otras celebraciones sociales, familiares, religiosas o civiles, que puedan tener lugar en establecimientos de hostelería y restauración, cuando el número de participantes supere la decena, salvo convivientes.

Para los centros hospitalarios y de servicios sociales especializados será obligatorio para las visitas a los enfermos ingresados y residentes, respectivamente. Asimismo, en cines, teatros, auditorios y similares, así como en espectáculos públicos, actividades recreativas o de ocio, realizadas en espacios cerrados, en los que esté permitido el consumo de comida o bebida.

Por último, el certificado COVID se pedirá en los eventos de cualquier naturaleza que reúnan a más de 500 asistentes en espacios cerrados o 1.000 asistentes al aire libre. En este último punto, y tal y como ya establecía la orden sanitaria del 23 de noviembre, también será preciso tener un plan de contingencia y solicitar autorización previa a la dirección provincial de Sanidad correspondiente.

CONTENER LA TRANSMISIBILIDAD

La consejera de Sanidad, Sira Repollés, acompañada del director general de Salud Pública, Francisco Javier Falo, ha explicado que la orden que se publica este viernes en el BOA tiene como objetivo contener la “transmisibilidad” de la COVID-19 en los espacios de mayor riesgo en un momento de alta incidencia.

Repollés ha insistido en que el pasaporte COVID, además de crear espacio de “baja transmisibilidad”, donde todas las personas estén vacunadas, permite incentivar la vacunación. Desde que se estableció la obligatoriedad del certificado COVID, por primera vez, en ocio nocturno y grandes eventos, la vacunación “se ha multiplicado por cuatro o por cinco”, ha asegurado la consejera de Sanidad, por eso, “creemos que cualquier medida que incentive la vacunación es oportuna”.

SITUACIÓN EPIDEMIOLÓGICA

La titular de Sanidad ha hecho un repaso por la situación epidemiológica de la comunidad aragonesa, donde en la última jornada se han notificado 664 casos de coronavirus. Asimismo, la incidencia acumulada a siete días es de 311 casos por 100.000 habitantes.

Esta cifra es superior a la media española y “esto significa que estamos en tendencia ascendente, aunque nos dirigimos a la estabilización”, ha apuntado, y ha continuando: “No podemos decir que hemos llegado al pico –de la séptima oleada pandémica– pero los datos parece que dan cierta estabilización”.

Repollés ha confirmado que Aragón se encuentra en una situación epidemiológica “similar” al resto de provincias del norte de España. En los casos de Teruel y Zaragoza la incidencia acumulada es similar a la de Aragón, con 285,4 y 277,1 casos, respectivamente, pero la provincia de Huesca está “muy por encima”, con 465,2 casos por 100.000 habitantes a siete días.

De las localidades aragonesas de más de 10.000 habitantes, destaca la cifra de contagios de Jaca –1173 casos por 100.000 habitantes, seguida de Alcañiz y la ciudad de Huesca.

Sobre la distribución de los positivos por edad y sexo, el 19,65 por ciento de los contagios se establece en la franja de 1 a 14 años, es decir, niños que hasta los 12 años no están aún vacunados, ha dicho Repollés, y las de 35 a 45 y 45 a 54 años, que tendrían que ver con los padres de familias contagiadas.

En este sentido, la consejera de Sanidad ha insistido en la efectividad de la vacuna contra la COVID-19 y la necesidad de una tercera dosis de refuerzo para aquellas personas que tienen una inmunidad más comprometida.

PRESIÓN HOSPITALARIA

Repollés ha reiterado la importancia y el efecto positivo de la vacunación que se ve reflejado en el comportamiento de la presión hospitalaria. En este sentido, “nada tiene que ver” la situación actual en los hospitales con la de hace un año cuando no había comenzado la campaña de vacunación, ha recordado.

Así, ha ejemplificado que el 9 de diciembre de 2020, con la comunidad aragonesa en nivel 3 agravado, con restricciones horarias, toque de queda, y confinamiento perimetral regional, provincial y de las capitales, las hospitalizaciones ascendían a 445, 73 de ellas en Unidades de Cuidados Intensivos; mientras que el 9 de diciembre de 2021 –con las únicas medidas del uso de mascarilla en interiores y certificado COVID en ocio nocturno y eventos–, el número de pacientes de COVID en hospitales aragoneses es de 223, 34 de ellos en UCI.

Publicidad