Sabado, 19 de Junio de 2021

La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, cambia los cromos de su nueva dirección del partido en plena crisis existencial, tras la moción frustrada en Murcia y las próximas elecciones de Madrid.


Publicidad


Según fuentes del partido naranja, Arrimadas incluye en su equipo a parte de los críticos con la dirección en las últimas semanas, como Toni Cantó y Begoña Villacís, pero también a otros líderes que han ido ganando enteros por el papel activo en la defensa de la centralidad de Ciudadanos.

Es el caso del líder aragonés, Daniel Pérez Calvo, que entra de lleno en la directiva de Inés Arrimadas tras su proactiva decisión en mantener acuerdos amplios desde el centro del tablero: tanto con el socialista Javier Lambán, aprobando los presupuestos del cuatripartito del Gobierno aragonés; como con el alcalde de Zaragoza Jorge Azcón, donde Ciudadanos es parte de la coalición del gobierno.


Publicidad


Los dirigentes de Ciudadanos, Carlos Cuadrado y José María Espejo, que hasta ahora han sido señalados por su gestión con las elecciones de Cataluña como con la gestión del lío político en Murcia, que hasta ahora eran los número dos y tres del partido naranja, han sido relegados de sus puestos de responsabilidad pero no de la Ejecutiva de Ciudadanos.

Esta Ejecutiva nacional, reunida de urgencia en la sede del partido este lunes, ha propuesto una reestructuración del Comité Permanente -el ‘núcleo duro’ del partido- para “afrontar la nueva etapa del partido”.

Además de la vicealcaldesa de Madrid y el coordinador autonómico de Ciudadanos en la Comunidad Valenciana, Arrimadas ha decidido ascender a la cúpula del partido a Ignacio Aguado, Jordi Cañas, Guillermo Díaz, Sara Giménez, Fernando Giner, Juan Marín.

Sin embargo, y a pesar de las críticas internas, Arrimadas ha decidido mantener a las voces críticas del partido al núcleo duro y debatir a nivel interno la estrategia a seguir ante los “retos” de la intención del PP de absorber al partido naranja y de la pérdida de poder territorial.


Publicidad


En declaraciones a los medios de comunicación antes de participar en la Ejecutiva nacional de Ciudadanos, el coordinador de Cs en Aragón, Daniel Pérez, ha coincidido en que “en ningún caso” está en duda el liderazgo de Arrimadas, y ha defendido el “espacio de centro” que debe ocupar su formación.

Además, tras admitir que Ciudadanos vive una “situación complicada”, ha recordado que el partido ya estaba “en la sala de autopsias” cuando Arrimadas asumió el liderazgo. “Creo que (eso) es algo que no debemos olvidar en ningún momento“, ha dicho Pérez, que ha asegurado que los miembros de la Ejecutiva dejarán claro que siguen confiando en ella.

Con respecto al PP, ha lamentado que “está yendo de forma descarada, abierta y hostil a por Cs”. “Quieren captar nuestros votantes y quedarse con el proyecto”, ha reprochado.

“Estamos descubriendo que el PP es el PP de siempre, la forma en que ha actuado en Murcia, la forma en que el secretario general del PP ha avalado esos comportamientos dicen muy poco de ese deseo de cambio o del nuevo PP que nos quieren vender“, ha dicho Daniel Pérez en referencia al movimiento de la formación de Pablo Casado para evitar que prospere la moción de censura en Murcia.

Publicidad