Viernes, 25 de Septiembre de 2020

El Real Zaragoza SAD mantiene por quinto ejercicio consecutivo una evolución positiva en sus cuentas que le han permitido volver a cerrar un nuevo ejercicio, en este caso el 2018-19, con un balance positivo con un beneficio antes de impuestos de 1,72 millones de euros, pero con la conclusión de que necesita ascender a Primera para que su proyecto económico tenga viabilidad.


Publicidad


La Junta General de Accionistas, celebrada este martes en la Cámara de Comercio e Industria de Zaragoza, que ha contado con la presencia del 91,42 del capital social, ha aprobado por unanimidad las cuentas presentadas por el consejo de administración que reflejan ese beneficio de 1,7 millones y que eleva la cifra global a 13,4 millones de euros de beneficios desde la llegada de Fundación Zaragoza 2032.

En el último ejercicio, cerrado a 30 de junio de 2019, la cifra de negocio ordinaria de la sociedad ha ascendido a 16,1 millones de euros, en lo que supone un aumento continuado en la cifra de negocio que en estos cinco últimos años ha experimentado un crecimiento total del 87 por ciento.

El balance positivo también ha servido para dejar la deuda neta de la entidad por debajo de los 80 millones de euros (79,67 millones), de los que 26,68 pertenecen al concurso de acreedores, 19,13 a la Agencia Tributaria y la Seguridad Social, y 18,75 a la Fundación Real Zaragoza 2032 y el resto a otros conceptos.

Desde el consejo de administración se ha subrayado que el objetivo es seguir dando beneficios para hacer frente a la amortización de la deuda y todo hace indicar que el ejercicio en curso, el 2019-2020, podrá cerrarse nuevamente en positivo para seguir amortizando deuda.

COGIDO CON ALFILERES

El presidente del Real Zaragoza, Christian Lapetra, ha reconocido que en la actualidad en Segunda división, categoría en la que el equipo se encuentra por séptima temporada consecutiva, los ingresos y los beneficios que tienen “no son suficientes” para la amortización de la deuda y es “imposible” hacerlo en los plazos que marcan las administraciones, lo que les obligan a generar “ingresos extraordinarios” que fundamentalmente provienen de la venta de sus activos que son los jugadores.


Publicidad


En este sentido, Lapetra ha adelantado que va a ser una “línea continuista” en la política de gestión de la entidad en la medida que el mercado les ofrezca oportunidades porque como consejo de administración van a tener “la obligación de poder asegurar la supervivencia del club“, aunque también ha resaltado que en estos cinco años de gestión han conseguido “organizar el negocio”, lo que ha calificado como “importante de cara al exterior y la percepción que tienen terceros sobre el Real Zaragoza“, aunque el club “sigue cogido con alfileres”.

En el plano deportivo, el presidente ha apuntado que en el mercado de invierno se producirá alguna incorporación para reforzar la plantilla para intentar conseguir el ascenso, mientras que en cuanto a la reforma del estadio ha apuntado que es algo que compete al Ayuntamiento de la ciudad y que desde el club siempre han pensado que sea “en beneficio del club y con el mayor consenso posible”.

“Es imprescindible y fundamental que el proyecto de La Romareda se lleve a cabo porque es una parte importante del futuro del club“, ha dicho Lapetra pensando tanto en el Real Zaragoza como en la propia ciudad, ya que el presidente de la Federación Española trasladó la posibilidad de que Zaragoza sea incluida como sede en la candidatura para el Mundial de fútbol de 2030 y para ello “tendría que tener el campo construido porque, si no, estaría fuera del circuito”.


Publicidad


Respecto a la reciente sentencia judicial del partido Levante-Zaragoza en la que se condenaba a dos antiguos dirigentes, ha dicho que serán los servicios jurídicos de la entidad los que determinen los pasos a dar y si “pueden tomar la iniciativa” en beneficio del club.

Publicidad