Lunes, 02 de Agosto de 2021

Los servicios jurídicos del Gobierno de Aragón alegarán de forma inmediata ante la sección primera de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) contra la medida cautelarísima que elimina la reducción de los horarios y aforos en hostelería y ocio nocturno con el fin de evitar medidas más severas como las que recoge el nivel 2 de alerta sanitaria estricto. Así lo ha anunciado el Gobierno de Aragón tras conocer el auto de dicha sala que dejaba sin efecto la orden que entró en vigor el pasado viernes, día 9, que obligaba a la hostelería y restauración a cerrar a las 23 horas y del ocio nocturno a las 00.30, además de la reducción del aforo y del número de agrupaciones de personas en interiores.

El auto del TSJA tras un recurso de la hostelería no termina con las restricciones sino que las amplía. Un error jurídico que deja en una situación más crítica a la hostelería hasta que el propio tribunal tome en consideración la alegación hecha por el Gobierno de Aragón. Una decisión que no tiene fecha concreta y podría tardar varios días. Por lo tanto, está en vigencia el decreto ley que obliga al cierre completo del ocio nocturno, el cierre a las 23 horas de la hostelería (excepto comida para llevar), los aforos del 50% en terrazas con mesas de máximo seis personas o la prohibición del autoservicio en buffet. Las alegaciones del Gobierno de Aragón tratan por tanto de evitar que, en lo relativo a hostelería y ocio nocturno, entre en vigor el nivel 2 de alerta sanitaria establecido en la legislación vigente sin ningún tipo de modulación.

La resolución judicial suspende la modulación establecida en la orden para la hostelería, pero no la entrada en vigor de la norma legal por la que se estableció el paso a nivel de alerta sanitaria 2 ni el resto del contenido de la orden, recuerda el Gobierno de Aragón en una nota de prensa. Advierte en la misma que la aplicación del régimen legal, sin las modulaciones hoy suspendidas, implica el cierre del ocio nocturno y reducciones en los aforos y en el número de personas por mesa.

La orden flexibilizaba las restricciones que aparecen en el nivel 2 por ley y que el Departamento de Sanidad justificó en que la aplicación de dicho régimen, en toda su intensidad, era perjudicial para los sectores económicos afectados e innecesaria para hacer frente, de forma adecuada y preservando los intereses generales, a la actual situación epidemiológica. De esta forma, el Gobierno de Aragón se ratifica en las razones que llevaron a la adopción de la Orden SAN/790/2021, que no restringe sino amplía la actividad económica respecto del régimen aplicable en alerta 2.

En este sentido, advierte que las medidas cautelarísimas son perjudiciales para los sectores económicos afectados que, por directa determinación legal, se ven sometidos a las medidas que indica el nivel 2 sin modular, y que son más restrictivas. Las alegaciones del Gobierno de Aragón tratan por tanto de evitar que, en lo relativo a hostelería y ocio nocturno, entre en vigor el nivel 2 de alerta sanitaria establecido en la legislación vigente sin ningún tipo de modulación.

Publicidad