Sabado, 10 de Diciembre de 2022

La mejor forma de conocer a un usuario con necesidades de ayuda a domicilio así como a su familia es visitando su propia casa. En Ayuda a Domicilio en Zaragoza (ADOZ) lo tienen claro y todas las relaciones con las personas a las que prestan servicio empiezan de esta forma. Los profesionales visitan el entorno familiar para conocerlo y valorar las necesidades del futuro usuario. Esto también les permite hacerse una idea de sus gustos y preferencias para que, después, la relación entre el cuidador y la persona cuidada sea lo más natural posible.

En esta primera entrevista, los profesionales de Adoz evalúan al usuario para conocer su estado físico y cognitivo, dependiendo de la necesidad que se quiera cubrir. Así, se emplean varios índices y baremos según las respuestas obtenidas. Para establecer el grado de dependencia en las actividades de la vida diaria, se usa la escala de valoración de Barthel, donde se pregunta cuánto de independiente es el usuario en tareas como comer, subir escalones, vestirse, ducharse o moverse por casa.

Para determinar la funcionalidad en las actividades instrumentales, se emplea el índice de Lawton y Brody, con preguntas, por ejemplo, sobre el uso del teléfono móvil (si lo emplea por iniciativa propia, si es capaz de marcar un número o solo de responder o si no lo usa). En este apartado se tratan otras cuestiones como la capacidad del usuario de preparar la comida, poner una lavadora o hacer compras. En un tercer campo, el entrevistador trata de conocer el estado cognitivo de la persona. Para ello, el usuario responde a una serie de preguntas como en qué año estamos, en qué estación, en qué día de la semana, en qué mes, país, ciudad… 

Una vez evaluado al usuario con estos baremos, otra parte de esta primera visita de los profesionales de Adoz al domicilio se dirige a conocer el entorno de la persona. Para ello, se entrevista a la familia y al usuario para ver qué costumbres tienen y qué horarios, cuáles son sus gustos, qué cosas les gusta hacer y también qué no les gusta. 

Todo este primer proceso tiene como finalidad ofrecer la mejor atención y la más adecuada a cada usuario en el propio hogar. Ayuda a domicilio en Zaragoza (Adoz) proporciona un servicio de cuidado integral con profesionales cualificados y especializados en las distintas áreas. Su labor abarca desde tareas asistenciales y del hogar hasta psicosociales, en función de las necesidades que tenga cada usuario y con un servicio personalizado. Como denominador común, la comodidad de poder seguir viviendo en su propia casa, un lugar acogedor y que ya conoce.

Las modalidades de contratación son varias. En lo que a asistencia se refiere, el servicio prime es de lunes a viernes, de lunes a sábado o de lunes a domingo, desde dos horas al día con cuidadoras externas. El prime plus son ocho horas diarias con cuidadoras tanto externas como internas. Y el premium son 24 horas con cuidadoras internas. Por otro lado, para el servicio adscritos de empleadas del hogar, se puede contratar desde tres horas a la semana.

Publicidad