Martes, 06 de Diciembre de 2022

Cuando se habla de ayuda a domicilio se tiende a pensar en personas mayores que no se valen por sí solas y va a necesitar de alguien que les acompañe y les cuide el resto de su vida. Pero este tipo de servicios, como el que ofrece Ayuda a Domicilio en Zaragoza (Adoz) también puede servir a personas de cualquier edad que acaban de ser operadas y necesitan un apoyo para su recuperación. Así, los profesionales de la entidad aragonesa se dedican también a atender este tipo de llamamientos. Como sucede con todos sus usuarios, se trata de un servicio personalizado y hecho a medida según las necesidades de cada caso.


Publicidad



Publicidad


Desde Adoz inciden en la importancia de que el usuario, una vez recibe el alta y está en su domicilio, esté acompañado y tenga ayuda. Esto, en la mayoría de los casos, facilita el proceso de rehabilitación y recuperación. Además, tanto para esa persona como para su familia, contar con personal preparado en casa da seguridad y es un desahogo.

Las operaciones de cadera son una de las situaciones que más se prestan a este tipo de atención temporal. En estos casos, los profesionales de Adoz ayudan al usuario en las actividades de la vida diaria, como el aseo e higiene, vestirse o preparar la comida. Además, tras una intervención como esta, la pauta principal para la recuperación es andar, por lo que disponer del apoyo y la compañía de una persona con la que se puede salir a caminar es fundamental en este proceso.

Otros casos en los que se ha comprado la eficacia de contar con ayuda a domicilio es tras sufrir traumatismos graves. En estas situaciones lo más común es necesitar asistencia para levantare de la cama, asearse, preparar el desayuno y la comida o ducharse, independientemente de la edad que tenga el usuario. Al igual que con otras operaciones, la rehabilitación es un proceso largo y sacrificado y es importante contar con una persona de apoyo para realizar los ejercicios. Todo ello sin olvidar el componente emocional y lo crucial que es para estas personas recuperar la total autonomía que tenían antes de sufrir el traumatismo. Según la experiencia de los profesionales de Ayuda a Domicilio en Zaragoza, en dos meses de ayuda y trabajo diario se puede recuperar la confianza para salir a la calle, vestirse o asearse solo. En definitiva, cómo gracias al apoyo de profesionales en el domicilio es posible valerse por uno mismo para las actividades básicas de la vida diaria.


Publicidad


Ayuda a Domicilio en Zaragoza lleva más de diez años ejerciendo una labor fundamental en el cuidado de personas en sus propias casas. La mayoría son mayores pero, como se ha podido comprobar, su servicio no entiende de edades y cualquiera lo puede necesitar en un momento dado y de forma temporal. Para mayores facilidades, el servicio que presta Adoz se adapta a las necesidades de cada usuario, pudiendo contar con cuidadores externos que pasan ciertas horas al día en casa de la persona a cuidar, y también con internos, que se alojan en el domicilio y están con el usuario las 24 horas.

Publicidad