Jueves, 29 de Julio de 2021

Ayuda en las labores domésticas, apoyo psicosocial o, simplemente, tener alguien con quien hablar son algunos de los servicios que requieren los usuarios de Ayuda a Domicilio en Zaragoza (Adoz). La entidad aragonesa lleva más de diez años ejerciendo una labor fundamental en el cuidado de personas mayores en sus propias casas. “Nuestro objetivo es que la persona mayor pueda permanecer el mayor tiempo posible en su entorno habitual. Es muy importante que sigan viviendo en su propio domicilio y, apoyando su autonomía, poder evitar el desarraigo en su entorno habitual y social, lo que repercute en una mejor calidad de vida”, explica Ramón Pérez, secretario de la Fundación Acción Social Aragonesa, entidad a la que pertenece Adoz.

Para conseguir este fin, desde Ayuda a Domicilio en Zaragoza se prestan servicios de atención personal como asistencia para bañarse, asearse y vestirse. También se gestiona la medicación que toma el usuario, se controla la glucosa o se cuidan heridas, entre otras labores que para un profesional sanitario son habituales. Que la alimentación diaria sea saludable y la casa esté limpia y ordenada son otras de las cuestiones de las que se encargan desde Adoz, cuyo equipo también se ocupa de que el usuario se desplace de forma segura a lugares cotidianos como la peluquería o el supermercado. Por otro lado, una parte importante del servicio se basa en proporcionar un rato de charla o una simple sonrisa. Con estos gestos, los cuidadores no solo aportan conversación y compañía, sino que contribuyen a evitar la soledad y el aislamiento del usuario. 

Actualmente, 30 personas están recibiendo el servicio de Adoz en sus domicilios. Aunque el perfil mayoritario son mayores, no todos están en una situación de dependencia y también los hay de menor edad. “Tenemos matrimonios y personas más jóvenes con algún tipo de  dependencia que necesita algún apoyo en el cuidado. También hay personas con un nivel de autonomía alto pero que necesitan ayuda en ciertas tareas del hogar, como planchar o que les cocinen. Otras necesitan apoyo psicosocial, alguien con quien hablar, con quien ir a dar un paseo, que le acompañen al médico o al cine”, explica Pérez.

Quienes son atendidos por Ayuda a Domicilio en Zaragoza reciben un servicio personalizado, acorde a sus necesidades y elaborado tras una entrevista inicial con el usuario. Del resto se ocupa un equipo multidisciplinar compuesto, entre otros perfiles, por terapeuta ocupacional, farmacéutica, cuidadores, geriatras, auxiliares de enfermería y de ayuda a domicilio o asesor de nutrición. Otro aspecto de su modo de acción que hace de Adoz el mejor servicio de ayuda a domicilio para mayores en Zaragoza es que no se olvidan de cuidar a quienes cuidan. “Prestamos apoyo a los cuidadores no profesionales. En muchas ocasiones, el cuidado de los mayores recae en un familiar que necesita apoyo en un nuevo rol que le supone un cambio de vida”, comenta Pérez.

En algunos casos, esto puede suponer problemas físicos, cansancio o situaciones de tristeza, estrés y ansiedad. “Esto puede conllevar a un estado de desgaste emocional y físico conocido como sobrecarga o síndrome del cuidador, que repercute en la calidad del cuidado y, por tanto, en la salud de la persona a cuidar”, asegura. Para evitar estas situaciones, otro de los objetivos de Ayuda a Domicilio en Zaragoza es proporcionar un descanso al cuidador a través de ese servicio de apoyo.

La modalidad del servicio que presta Adoz se adapta a las necesidades de cada usuario, pudiendo contar con cuidadores externos que pasan ciertas horas al día en casa de la persona a cuidar, y también con internos, que se alojan en el domicilio y están con el usuario las 24 horas. 

*Si quiere contactar con ayudadomicilioenzaragoza.com contacte aquí

Publicidad