Miércoles, 12 de Mayo de 2021

El Ayuntamiento de Palma (Mallorca), gobernado por el PSOE con Unidas Podemos, ha decidido cambiar el nombre de 12 calles con simbología franquista, que serán remplazados por otros como el de la filóloga Aina Moll, la sindicalista Francesca Vidal y la política Frederica Montseny.


Publicidad


Con esta medida, el Consistorio tiene el objetivo de avanzar en democracia e igualdad, así como cumplir con la Ley de Memoria Democrática de 2018 y la “obligación moral” de eliminar estos símbolos de los espacios urbanos de Palma.

Sin embargo, hay cambios que pretende el Ayuntamiento de Palma que distan mucho de ser consideradas calles franquistas. Por ejemplo: El gobierno del socialista José Hila elimina del callejero la plaza Almirante Churruca y la calle Almirante Gravina por ser “dos buques de guerra franquistas” cuando lo que realmente fueron dos héroes de la batalla de Trafalgar en 1805.


Publicidad


Esta polémica también tiene sus connotaciones aragonesas. El Ayuntamiento de Palma ha solicitado quitar el nombre de una calle en honor al municipio turolense de Alfambra por ser “franquista“. Una apreciación que ha sido enmendada por el alcalde del municipio de Teruel, según recoge el Diario de Teruel, mediante una carta donde explica que el nombre de la calle es por los vínculos históricos entre Alfambra y Mallorca.

Precisamente en el fuero de Alfambra, redactado en 1174, se considera que el rey de Aragón, Jaime I, inicia desde el pueblo turolense la conquista de Valencia y de Mallorca. Es más, entre los futuros pobladores de estas tierras conquistadas hubo vecinos del municipio de Alfambra que recibieron tierras y propiedades.

La situación es tan surrealista que hasta el propio alcalde de Alfambra, en la citada carta, le ha tenido que recordar al alcalde de Palma que es la ciudad de Valencia gobernada por Podemos quien también tiene una calle dedicada al municipio turolense. El nombre de Alfambra en la ciudad de Palma data desde el siglo XII.

PARALIZADO

El socialista José Hila ha tenido que dar marcha atrás a la eliminación de calles en honor de los almirantes del siglo XIX que autorizó borrar “por franquistas” y de otras vías urbanas. El alcalde se basó en una tesis de los artífices del censo, historiadores de la órbita del catalanismo.


Publicidad


El cambio de calle del municipio turolense de Alfambra también se ha paralizado. El alcalde del PSOE paralizó el cambio de nombre de las calles puestas en duda para revisar el censo establecido si es correcto antes de decidir un cambio definitivo.

Publicidad