Lunes, 30 de Enero de 2023

El Comité de Dirección Autonómico del Partido Popular (PP) en Aragón ha decidido, por unanimidad, pedir la celebración de un congreso extraordinario de esta formación en el ámbito nacional, “que acabe con esta etapa y abra una nueva”. Así lo ha comunicado el presidente del PP Aragón, Jorge Azcón, en rueda de prensa, tras presidir el comité autonómico del partido. Será él quien traslade esta posición en la reunión que este miércoles ha convocado el líder del PP, Pablo Casado, con los ‘barones’ territoriales de la formación para acercar posturas ante el congreso nacional que pretende convocar el próximo lunes, en la reunión de la Junta Directiva Nacional.

Respecto al posible liderazgo del presidente de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, ha indicado que es una “referencia” y un “valor” en este momento, “el dirigente territorial en Europa que mejor puede acreditar el éxito de la política” ya que “tiene cuatro mayorías absolutas a sus espaldas”, que ha logrado con independencia “de que los vientos le soplaran a favor o en contra al PP” y “en momentos extraordinariamente complicados”. “Nadie en España tiene el currículum de Núñez Feijóo, posiblemente nadie en Europa”, ni su “bagaje”. “Esto no es una valoración, es un hecho”, ha sentenciado Azcón, aunque pueda haber quien “no lo vea”.

Azcón ha esgrimido que el PP Aragón quiere aportar al partido soluciones, “con humildad”, pero también “de forma decidida y de forma rápida” y para eso ha apostado por celebrar un congreso extraordinario. “Lo necesita la sociedad aragonesa y los españoles” porque este partido “representa a miles de afiliados y a millones de votantes que se sienten identificados con una ideología, con unos valores”, personas “moderadas”, “reformistas”, “con ganas de cambiar las cosas”, “de centro”, “que durante muchos años han deposito su confianza en el PP y quieren seguir haciéndolo”. “Ese es el principal objetivo de este comité” y “lo que nos va a guiar”, ha enfatizado.

Azcón ha confiado en que se logre una posición unánime del partido, “pensando en la importante responsabilidad que tiene” y del papel “que ha jugado y va a seguir jugando en España”, un nueva etapa “que instale al PP gobernando en todas y cada una de las instituciones, no por el PP, sino por el bien de los aragoneses y de los españoles”. El dirigente ‘popular’ regional ha dicho que apuestan por “una solución de unidad, no de bandos, de grupos, de sectores; no podemos permitirnos eso, necesitamos aunar el partido, curar algunas de las heridas que se han producido estos días y el PP de Aragón va a estar en la solución, no en crear problemas”.

“Quiero creer en que tenemos que encontrar una solución entre todos”, “no quiero pensar en otra alternativa” porque esta situación “solo se arregla hablando, con diálogo” y, o bien “todos ponemos mucho de nuestra parte, sabiendo el momento que estamos viviendo, o será muy difícil”. A su entender, “hay argumentos más que suficientes para empezar a construir la unión”, frente a otro tipo de decisiones “que no nos han beneficiado para nada”.

Azcón ha opinado que el PP y la sociedad española necesitan un “cambio” que “se tiene que hacer desde la generosidad y aprendiendo las lecciones de grandeza que ha tenido este partido y que no podemos olvidar, sino que nos tienen que guiar”. Ha reconocido que el momento es “complicado”, pero “no vamos a mirar para otro lado” y los miembros del PP en Aragón “sabemos lo que queremos”, ser “parte de la solución que necesita el PP en España” y por eso “no vamos a hacer nada que pueda significar dividir o una mayor fractura de la que tenemos en este momento”, sino que su objetivo es “ayudar en todo lo que podamos”.

Azcón ha subrayado que la posición dentro del PP Aragón es “unánime, sin personalismos, sin una voz discrepante” y fruto “de la escucha de muchas personas” por parte de diferentes responsables del partido en el ámbito local, provincial y autonómico. Sobre un tuit que escribió Azcón, el jueves pasado, en apoyo a Pablo Casado, reconoce que se debió a las acusaciones de espionaje desde Génova “no se correspondían a la realidad”, “pero ahora el momento político es distinto y necesitamos un congreso extraordinario que renueve la dirección del partido”.

“Me ha gustado la generosidad de todo el comité en Aragón”, “nadie ha tenido reproches, sino que todo el mundo ha pensado en el interés general” porque “esto no va de nombres propios, sino del papel fundamental que tiene este partido y que va a tener en el futuro“, ha precisado.

Publicidad