Viernes, 07 de Agosto de 2020

El alcalde del Ayuntamiento de Zaragoza, Jorge Azcón, ha afirmado que recordar a las víctimas del terrorismo, y a quienes dieron su vida por defender la libertad y la Constitución, es un “deber moral” que la ciudad asume y, por tanto, “a partir de ahora”, ha dicho, los actos de conmemoración se realizarán con la dignidad que merecen.


Publicidad


Lo hará de la mano de las asociaciones de víctimas por el terrorismo, con las que el consistorio firmará un acuerdo de colaboración en 2020.

Azcón ha participado este miércoles en el acto conmemorativo del XXXII aniversario del atentado terrorista contra la casa cuartel de la Guardia Civil en el que murieron once personas, celebrado en la plaza de la Esperanza, al que han asistido otras autoridades como El Justicia de Aragón, Ángel Dolado, el presidente del TSJA, Manuel Bellido, así como diputados autonómicos y concejales del Ayuntamiento.

La presencia de las autoridades ha sido una de las cuestiones que ha resaltado el regidor en su intervención, al entender que dignifican este tipo de actos que “comprometen” a toda la sociedad y que se asientan en la “memoria”, “dignidad” y “justicia”.


Publicidad


“Por eso, y lo he dicho en alguna ocasión, a partir de ahora queremos que en los actos donde se conmemoren en nuestra ciudad a las víctimas de terrorismo se realicen con la dignidad que requieren las víctimas” porque, según sus palabras, no siempre han tenido la que merecen.

EL RESPETO POR LAS VÍCTIMAS

En este sentido, ha apuntado que como alcalde no puede prohibir un acto de exaltación del terrorismo en un local privado, pero ha dejado claro que no se realizará ninguno en un edificio municipal mientras él siga al frente de la alcaldía.

“Las conferencias de asesinos no las queremos en nuestra ciudad y mucho menos con la colaboración del Ayuntamiento”, ha indicado para añadir a continuación que lo que sí promoverán es la colaboración con las asociaciones, con las que firmarán un convenio para que “la memoria, la dignidad y la justicia” sea lo que guíe la actuación del ayuntamiento y las administraciones.


Publicidad


En el anterior mandato de Zaragoza en Común (ZEC), una integrante de la antigua banda terrorista GRAPO, Carmen López, condenada por el atentado en Madrid, en la cafetería California en 1979, impartió una charla en el centro comunitario Luis Buñuel.

El Partido Popular, entonces en la oposición, pidió al Ayuntamiento su suspensión, algo que el gobierno de ZEC descartó remitiéndose a la sentencia del TSJA sobre un acto a favor del referéndum convocado por las Marchas de la Dignidad.

Azcón se ha referido también a la detención en Francia del “ideólogo” del atentado de la Casa Cuartel, el terrorista Josu Ternera: “Debe pagar todo el dolor y todo el horror que ha cometido”.

Tras las palabras del alcalde, los asistentes han guardado un minuto de silencio en recuerdo de las víctimas, propuesto por la presidenta de la Asociación de Víctimas del Terrorismo de Aragón, Lucía Ruiz, quien ha reconocido que este aniversario es siempre un día difícil, porque ella vivía en la casa cuartel.

Un Guardia Civil en el homenaje a las víctimas del atentado de ETA / AZ

Las víctimas, ha añadido, tienen que lidiar con situaciones de memoria que reabren las heridas, por lo que ha pedido a los asistentes que no sólo les acompañen en el dolor hoy, sino “siempre”.


Publicidad


Por su parte, la delegada de COVITE, Concepción Fernández, ha mencionado los nombres de las víctimas, queriendo darles voz para que la sociedad recuerde que en este lugar, “de la manera más vil”, se les privó de su derecho de recorrer su camino “en paz y libertad”.

“Ahora cuando expectativas políticas pretenden enterrar vuestro sacrificio, dolor y recuerdo, cuando se pretende dar voz a los asesinos, quiero que se oiga que jamás seréis olvidados, que vuestra memoria nos da fuerzas para seguir reclamando Justicia”, ha concluido

Publicidad