Domingo, 29 de Enero de 2023

Dotar de los conocimientos y las herramientas necesarias para que cualquier persona pueda manejarse en la nueva realidad digital. Este es el objetivo con el que Embou y Caja Rural de Teruel impulsan la iniciativa Teruel Conect@, dirigida a los habitantes de los pueblos de esta provincia aragonesa. Así, la operadora y la entidad bancaria tratan de acercar el contexto actual de internet y nuevas tecnologías a personas de todas las edades que viven en el medio rural.


Publicidad


Ambas entidades aragonesas se han marcado como objetivo dotar de autonomía financiera y personal a los usuarios y usuarias de diferentes municipios de Teruel. La forma de hacerlo es a través de unas jornadas formativas que tienen como principal misión reducir la brecha digital en aquellos colectivos que necesiten ayuda a la hora de realizar sus gestiones con el teléfono móvil o el ordenador.

Para conseguirlo, desde Embou y Caja Rural de Teruel se realiza una labor de acompañamiento para conseguir que estos colectivos conozcan los beneficios que pueden aportarles las nuevas tecnologías en su día a día. Y es que poder acceder a ciertos servicios sin moverse de casa, como si se hiciera en un entorno urbano, es una ventaja todavía más valiosa cuando se vive en el medio rural. Los encargados de impartir los cursos son formadores del Grupo Piquer, que el pasado 20 de diciembre se estrenaron en las aulas con vecinos de Calamocha, en la comarca del Jiloca.  Ahora, en estas primeras semanas de 2023, Teruel Conect@ despliega su primera fase en la capital turolense, así como en Alcañiz, Valderrobres y Calaceite, además de otras localidades pendientes de confirmar.

El programa se compone de sesiones formativas totalmente adaptadas a las necesidades de las personas que asisten y a su entorno. En éstas se trabaja la pérdida del miedo a la digitalización a través de metodologías, contenidos y dinámicas en las que se fomenta el desarrollo del empoderamiento personal en referencia al uso de herramientas y aplicaciones digitales. De esta manera, se generan seguridad en la realización de operaciones básicas, como la compra, venta y, en general, el manejo del comercio online, así como el uso de la banca digital a través de Internet.


Publicidad


Con esta iniciativa, Embou, la operadora con mayor cobertura de fibra y móvil en Aragón, ahonda en su objetivo de dar facilidades a los habitantes del medio rural aragonés en lo que a conectividad se refiere. La compañía, que pertenece al Grupo MásMóvil, nació en 2003para ofertar servicios de Internet y telefonía a particulares y empresas del medio rural aragonés.Con el paso de los años, ha ido mejorando y ampliando su red y sus servicios, siendo ya más de 700.000 los hogares, negocios y empresas del medio rural y urbano de Aragón con acceso a banda ancha de alta velocidad gracias a ella. Esta es su manera de favorecer la igualdad de oportunidades entre el entorno rural y el urbano, de frenar la despoblación y de hacer que los territorios a los que llega su red sean más competitivos.

Desde 2020, Embou ofrece servicios de Internet y telefonía también en las ciudades de Zaragoza, Huesca y Teruel, así como en las principales cabeceras de comarca. “Conectando tanto al entorno rural como al urbano, nos esforzamos cada día por hacer de Aragón una de las comunidades autónomas mejor conectadas de España“, inciden desde la operadora.

Publicidad
¡Aviso de Facebook para la UE! ¡Necesitas iniciar sesión para ver y publicar comentarios de FB!