Martes, 29 de Noviembre de 2022

El Banco de Alimentos de Zaragoza continúa trabajando y se anticipa a las próximas necesidades de alimentos que puedan surgir. Sin embargo, en sus almacenes sólo quedan 260.000 kilos cuando cada mes entregan unos 300.000 por la alta demanda de la crisis del coronavirus.


Publicidad


Desde el pasado día 14 de marzo, día que se decretó el estado de alarma en el país, el Banco de Alimentos de Zaragoza está atendiendo las necesidades más urgentes que nos demandan las 158 entidades colaboradoras a las que estamos proporcionando alimentos, para que ellas las distribuyan entre las personas y familias necesitadas.

Según explican en una nota de prensa, cada día es más difícil su labor porque la mayor parte de sus voluntarios son personas que cuentan con mas de 60 años, y deben permanecer en casa por razones obvias.

Pese a ello, el Banco de Alimentos cuenta con un grupo de voluntarios que están atendiendo las emergencias más urgentes, preparando lotes de alimentos para ponerlos a disposición de las entidades que, por urgencia, lo solicitan en estos días.

Antes del estado de alarma se repartieron 308.000 kilos de comida entre todas las entidades del Fondo Europeo de Ayuda a los Desfavorecidos y ahora solo disponen en sus almacenes de unos 260.000, cuando mensualmente se entregan unos 300.000.


Publicidad


Debido a la crisis del coronavirus no se ha podido realizar la tradicional campaña de recogida en supermercados en marzo, , cuentan en la citada nota, y es posible que no se pueda realizar tampoco en el mes de abril y mayo.

Por tanto, el presidente del Banco de Alimentos, José Ignacio Alfaro, quiere lanzar un mensaje de ayuda a todas las empresas que pueden ayudar realizando sus donativos, tanto de alimentos como por medio de aportaciones económicas.

Aquí se puede consultar cómo efectuar las donaciones.

El banco de alimentos de Zaragoza manifiesta en la nota de prensa su agradecimiento a todos los  voluntarios, entidades y personas que estáis colaborando en diversos lugares para aliviar esta crisis sanitaria, y evitar que se agrave por la falta de alimentación de todos.

Publicidad