Miércoles, 18 de Mayo de 2022

El Ayuntamiento de Calatayud y Aquara, empresa que gestiona el servicio municipal de agua en la ciudad, pondrán en marcha un proyecto de alerta temprana que permitirá detectar posibles rebrotes de la COVID-19 a través de la vigilancia de las aguas residuales.

Covid-19 City Sentinel es una solución innovadora de monitorización de las aguas residuales para cuantificar la presencia del virus SARS-CoV-2, que combina un plan de muestreo adaptado, análisis rápidos de RT-qPCR y acceso a un observatorio digital.


Publicidad


Para el alcalde, José Manuel Aranda: “Este proyecto nos permitirá conocer en tiempo real la situación de nuestra ciudad y ofrecer una información muy útil a las autoridades sanitarias”.

El Ayuntamiento y Aquara informarán de los datos al Departamento de Sanidad del Gobierno de Aragón, para que puedan establecer medidas relativas a la situación de la ciudad.

El agua residual es un factor determinante para realizar la detección de posibles rebrotes ya que, aunque el virus no es viable en las mismas, sí es detectable y cuantificable puesto que su máxima concentración se produce en las excreciones de las personas portadores durante la fase de incubación; tanto asintomáticas como las que posteriormente manifiesten la enfermedad.

De esta manera, el disponer de puntos de control seleccionados por criterios epidemiológicos permite detectar si hay presencia del virus, así como cuantificar cambios notables en la cantidad de material viral presente en el agua residual, algo que indicaría un posible rebrote o cambios en la evolución de los contagios.

Se procederá a la toma de muestra integrada en dos puntos que recogen la mayoría de las aguas residuales de la ciudad: Un punto en la red de la margen izquierda antes del cruce con el río Jalón, en la zona del parque Margarita y el camino verde y otro punto en la margen derecha del Jalón.

Una vez que las muestras representativas han sido recogidas y analizadas en el laboratorio, los resultados se transfieren de manera automática a una plataforma digital.

A través de esta herramienta, el Ayuntamiento de Calatayud podrá visualizar gráficamente los datos, a través de un mapa dinámico de la ciudad con una sectorización por zonas de influencia que facilita trazar el origen del SARS-CoV-2.


Publicidad


Además, sirve como observatorio único de información agregada combinando los resultados analíticos con los indicadores de evolución sanitaria del municipio y permitirá también al consistorio prestar mayor atención a las instalaciones y edificios críticos y de riesgo elevado, como residencias, hospitales, centros de salud o edificios singulares de alta ocupación.

“El objetivo es poner a disposición del Ayuntamiento de Calatayud el observatorio digital de SARS-CoV-2 en aguas residuales para facilitar la toma de decisiones, aunando el conocimiento de Aquara en cuanto a operación avanzada en redes y en técnicas rápidas de detección de patógenos, con los datos y experiencia de años en vigilancia epidemiológica”, indica María Pilar Lasheras, responsable de Aquara en Calatayud.

De esta manera, el Consistorio de la ciudad a tendrá toda la información para valorar los posibles brotes o focos de la epidemia, dimensionar las necesidades de dispositivos de atención ciudadana y realizar un seguimiento más cercano a población de riesgo.

Publicidad