Jueves, 29 de Septiembre de 2022

La capital bilbilitana poco a poco va recuperando la normalidad, después del paso de la borrasca Filomena. Numerosas personas, han estado trabajando desde el viernes para intentar que los estragos de Filomena fueran los menores.

El Ayuntamiento de Calatayud plateo un dispositivo especial de emergencia para atender las posibles incidencias que se pudieran provocarse.


Publicidad


Después de un fin de semana muy intenso, el alcalde ha convocado una reunión a última hora de este domingo con representantes de todos los cuerpos que han participado en el dispositivo: más de 40 trabajadores de Brigadas Municipales de Obras, Medio Ambiente y Deporte, empresas concesionarias, Protección Civil, Bomberos, Policía Local, Nacional y Guardia Civil a los que se han sumado numerosas empresas de construcción con maquinaria y trabajadores propios.

El viernes por la noche se priorizó la limpieza de las principales vías de la ciudad y del acceso al Hospital Ernest Lluch, que desde los primeros copos complicó el traslado de vehículos y generó preocupación. La copiosa nevada que se alargó durante toda la jornada del sábado impidió a los efectivos llegar a otros puntos de la ciudad, ya que de manera continuada la nieve afectaba a zonas que de forma reciente se habían limpiado.

La borrasca ha permitido ampliar el radio de acción durante el domingo. La ausencia de nieve ha hecho factible retirar la nieve de un elevado número de calles de Calatayud y actuar en muchas aceras.

Por otro lado se ha hecho un esfuerzo en el esparcimiento de sal para evitar la creación de placas de hielo. Se han repartido más de 20.000 kilos de sal y se ha hecho acopio de unos 30.000 kilos más para los próximos días.


Publicidad


La atención a personas y familias más vulnerables ha sido otra prioridad de este fin de semana. El Centro de Servicios Sociales, en coordinación con las entidades sociales y la Policía Local, ha hecho seguimiento de la situación de personas con necesidades especiales y les han entregado alimentos y bebidas calientes.

También han recibido alimentos el grupo de más de 150 camioneros que en distintos aparcamientos y zonas de servicio de Calatayud han quedado parados. El corte de tráfico en la A2 les obligó a desviarse en la ciudad y gracias al apoyo del Ayuntamiento y de Cáritas han afrontado esta situación de una mejor manera.

El Alcalde de Calatayud durante la mañana del sábado ofreciendo a los camioneros retenidos alimentos y bebida caliente/Ayuntamiento Calatayud

“El dispositivo ha funcionado correctamente y ello ha sido posible gracias al esfuerzo de tantas personas que se han dejado la piel durante estos dos días para garantizar la seguridad de los bilbilitanos. Este esfuerzo en unas condiciones meteorológicas tan complicadas debe ser reconocido por todos”, ha destacado el alcalde, José Manuel Aranda.

A última hora del domingo han quedado habilitados los accesos a todos los polígonos industriales y a las empresas ubicadas en otros puntos de la ciudad, para garantizar la llegada de trabajadores.

También se ha actuado en accesos a centros sanitarios, sociosanitarios y comerciales, en cuyos entornos incrementará su presencia durante el lunes la Policía Local para evitar incidentes. Desde primera hora del lunes, los efectivos de limpieza continuarán con la retirada de nieve en aquellas calles y aceras que quedan pendientes.

RIESGO DE HIELO EN LOS PRÓXIMOS DÍAS

La borrasca Filomena deja paso a unos días de temperaturas gélidas y todo apunta a la posible creación de placas de hielo. Por ese motivo, se solicita extremar la precaución al transitar por las calles y evitar desplazamientos.

Por otro lado, también es importante evitar el paso bajo árboles y cornisas, ya que de ellos puede caer nieve o producirse desprendimientos de ramas u otros materiales.

Publicidad