Martes, 06 de Diciembre de 2022

Las obras de restauración del torreón este y la fachada frontal del Castillo Mayor de Ayub en Calatayud (Zaragoza) han permitido a los arquitectos datar la construcción de esta fortaleza militar tres siglos antes de lo que se pensaba, y fecharlo a finales del siglo XI lo que confirma que estamos ante el castillo árabe más antiguo de la Península Ibérica.


Publicidad


Los trabajos en la fortificación, que ya han finalizado, estaban localizados en la parte más antigua del castillo, donde los técnicos han podido realizar estudios para datar elementos encontrados, informa el Consistorio bilbilitano en una nota de prensa.

En concreto, han sometido a pruebas de Carbono 14 maderas halladas en los contrafuertes para sujetar los paños de muralla, que han sido ubicadas a finales del siglo XI, lo que indica que el conjunto inicial habría sido construido antes de esta fecha.

Así, estos datos sitúan al Castillo Mayor de Ayub en una época muy remota, anterior a lo estimado y que pone en valor más si cabe esta construcción, además de que se corroboran las hipótesis avanzadas por Agustín Sanmiguel y Javier Peña.


Publicidad


Otro dato de interés extraído de este análisis y presentado por el equipo de arquitectos que han trabajado en el castillo durante los últimos meses trata acerca de la propia técnica constructiva. Los especialistas sostienen que la torre presenta un modelo de construcción novedoso en la época y que dio paso a la característica arquitectura árabe y mudéjar de la península.

Las obras de rehabilitación en el castillo en los últimos meses se han realizado en el torreón este y la fachada frontal y se han podido llevar a cabo con fondos procedentes del 1,5 % Cultural del Ministerio de Fomento, que han permitido invertir 243.744 euros, a través de la empresa Patrimonio Inteligente, adjudicataria del contrato.

Las obras de rehabilitación del Castillo Mayor de Calatayud / AC

La reconstrucción ha contado con materiales y técnicas similares a las de la construcción del castillo, para la cual se empleó parte de los materiales extraídos en el desmonte de la propia montaña sobre la que se edificó esta fortaleza militar. En la actualidad se pueden detectar de forma visual aquellas zonas reconstruidas, si bien a medio plazo adquirirán un tono más oscuro, unificándose al resto del castillo.


Publicidad


El equipo que ha ejecutado esta obra ha recordado el proyecto original de Javier Peña, que marcó los pasos de las actuales rehabilitaciones. El Ayuntamiento de Calatayud iniciará un programa de visitas guiadas en primavera para acercar las novedades y la historia de esta joya del patrimonio bilbilitano a la ciudadanía

Publicidad