Miércoles, 18 de Mayo de 2022

El pleno del Ayuntamiento de Zaragoza ha aprobado una moción del grupo municipal de VOX — que ha contado con el apoyo de PP y Ciudadanos y el rechazo de PSOE, Podemos y ZeC, junto a la abstención del concejal no adscrito, Ignacio Magaña– en la que se insta al Gobierno de la ciudad a adecuar en el cementerio municipal un espacio que acoja nichos para niños no nacidos y neonatos.

Asimismo, se pide que desde la Consejería de Acción Social y Familia se conmemore y se visibilice el día 15 de octubre como día mundial por la concienciación de la muerte gestacional, perinatal y neonatal. La concejal del grupo municipal de VOX, Carmen Rouco, ha dicho que propone columbarios individuales no un espacio común para neonatos y bebés no nacidos. Ha aclarado que la moción habla del enterramiento no del aborto que es otro tema, ha puntualizado, además de exigir un acto conmemorativo el 15 de octubre.

La concejal del grupo municipal de Podemos, Amparo Bella, ha indicado que el cementerio ya tiene espacio para estos enterramientos y es innecesario porque ya se puede hacer y también duelos. La concejal del grupo municipal de ZeC, Luisa Broto, ha manifestado que la moción de VOX es una “trampa” porque busca equiparar los no nacidos con los abortos, que es un “derecho inalienable de las mujeres para decidir sobre su propio cuerpo”.

El consejero municipal de Urbanismo, Víctor Serrano, ha dicho que cualquier discurso de confrontación es artificial en esta moción porque enterrar a un bebé muerto es un derecho anclado en el derecho romano y en la libertad individual, religiosa y de culto. Ha añadido que se pone el acento en el “respeto” a las familias que pasan por ese trance y ha avanzado el apoyo a la moción de VOX.

La concejal del PSOE, María Ángeles Ortíz, ha precisado que en el cementerio municipal se pueden hacer estos enterramientos, pero habilitar una zona especial “es preocupante” y “no creo que es lo que quieran las familias” por lo que ha pedido “no confundir a la ciudadanía”.

Publicidad