Sabado, 25 de Septiembre de 2021

La presencia de la cepa británica de SARS-COV-2 se ha estabilizado en Aragón en un 8,2% desde la semana pasada y no se han detectado casos de otra variante. Así lo afirma la Consejera de Sanidad, Sira Repolles, en la rueda de prensa celebrada en el día de ayer para adelantar nuevas medidas de relajación por la incidencia positiva de contagios.


Publicidad


Sin embargo, el Ministerio de Sanidad del Gobierno de España sigue considerando las variantes británica, sudafricana y brasileña como las más importantes del coronavirus, pero ha puesto el foco en otras cuatro que “están suscitando un interés creciente”: otras dos del Reino Unido, la californiana y la de Río de Janeiro. La preocupación sobre las variantes es evidente en el seno del Ministerio de Sanidad.

¿CÓMO SE DETECTA?

El Laboratorio Satélite de Apoyo al Diagnóstico COVID del CIBA ha continuado con los análisis de muestras positivas de coronavirus seleccionadas y enviadas por los servicios de microbiología de los hospitales aragoneses para buscar casos compatibles con la cepa británica del SARS-CoV-2.

Durante la semana del 15 al 21 de febrero se analizaron un total de 448 muestras, de las que 36 han resultado positivas a esta posibilidad, por lo que la prevalencia estimada para el conjunto de Aragón, con los datos de la última semana analizada, ronda el 8 %.

Por sectores sanitarios, en los tres sectores de Zaragoza se han analizado 236 muestras, con 13 diagnósticos compatibles con la cepa británica.

En Calatayud, de 28 muestras analizadas, 6 son sospechosas de pertenecer a esta variante; 9 de 46 analizadas en Teruel; 1 de 68 en Huesca; ninguna de las 26 de Alcañiz; y 7 de los 44 análisis realizados de las muestras procedentes del sector de Barbastro.

Publicidad